Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MAS ARBOLES Señor director: En el número de 18 de junio an suscriptorecha unas lagrimitas a los ex Bulevares yo creo jne en realidad las lagrimitas iban dirigidas a la época en ue se hicieron, cuando los niños podían jugar; porque con los planes de estudios que instauró la malhadada República, y aún no se han podido desterrar, no hay niños que jueguen. Prescindiendo de la nostalgia del pasado, hay que reconocer que la transformación de los Bmlevarés ha- ido un acierto, y la plantatación de los (plátanos en las aceras, un verdadero éxito, porque han prendido todos. Como es otr acierto la leforma que han hecho en la alie de Goya para el- parcamiento de cochea. Y ahora, un comentario y una sugerencia para el señor AkaMe. Comentario; no cabe duda de que la solu 1 ion que dieron a fines de iglo pasado a las calles de Madrid, la a ertada fué la de U Princesa, calzada ancha V aceras que permitieron una fila de árboles; la de errano, Goya y otras, de dos filas de árboles, fué menos acertada, y el andén de peatones central, q u e obligaba a los peatones a (razar la calzada, fué tan poco ac crtada que ha habido lue transformarla. Sugerencia, la siguiente! -eñor Alcalde, siendo tan sesnro que prenden los árboles, ya tan crecidos, ¿por ijué no planta usted árboles n todas las eaUes, donde las blicada en el número 2.514. Como la carta citada últimamente se publicó bajo el titulo de Contra B. B. creo interpretar el sentido de esta carta generalizando que tía contra la pornografía más o menos encubierta que a veces se disculpa llamándose frivolidad contra tantos insanos y morbosos relatos, descripciones, noticias y fotografías de la hediondez de ciertas vidas que se airean para ejemplo de necios, y por los temas que tan aleLuis Manzaneque gremente btiscan señores y Madrid señora ¡s Martínez De estas diversiones y de las ganancias que producen POLÉMICA hay muchos grados y cateSeñor director: Oportuna gorías en la escala de lo mente, es decir, en su día, moral y de las responsabilileí en In sección de Cartas dades; pero quererlas como al director la publicada en solución ante la tensión acel número 2.510 de BLAN- tual del mundo es una inCO Y NEGRO y firmada sensatez. por don Pedro Martines, de No sé si estamos O no a Madrid, nsí como tamfíién punto del bombazo atómila juiciosa réplica a la mis- co lo que sí sé es que no ma, de don Ignacio Ruiz de por ello nos enviarán al diaGalarreta, dé Pamplona, pu blo, sino que unos irán al aceras pasen. de dos metros? Para empezar, ahí tiene usted la Avenida de José Antonio esperando que cont i n ú e las filas de árboles de la c a l l e de la Princesa. Y si en las poblaciones el peligro del arbolado no es tan grave, conio en las carreteras, ¿por qué no plantan una fila de árboles en los setos que separan lias dos direcciones, como en la calle de Alcalá y Alberto Aguilera? diablo y otros a Dios. La desgracia no- será, ciertamente, para los segundos. Agradecido por la atención que preste a la presente, le saludo muy atentamente. Arturo Caballero León ACCIDENTES DOMINICALES EN LA CARRETERA DE LA CORUÑA SEÑOR DIRECTOR DE BLANCO Y NEGRO MADRID Mi dlstln uIdo amÍQo; En esta Agenola venimos anotando 61 ¡noremento de pubtiofdad qiie experimenta BLANCO Y NEGRO, Incluso en fechas tan poco propicias como tas de verano. Siempre he creído que la mejor forma para que la publicidad afluya a un periódico es qué éste tenga auténtica calidad periodística. BLAiNOO V NiEQRO ha conseguido esa calidad de forma extraordinaria y es lógico que los anunciantes busquen sué páginas. De esta manera, todos quedamos complacidos: el lector, el periódico, la Agencia de publicidad y el anunciante. Con mi enhorabuena; le envío un saludo muy afectuoso. Alas, Empresa Anunciadora, S. A. El Oonsejero- Dlreotor, Ignacio de ACHA V SANCHEZ. -ARJONA. Señor director: Todos los veranos, d e s d e hace unos años, es raro el lunes que los periódicos no dan cuenta a sus lectores de algún accidente de circulación ocurrido el domingo en los primeros cincuenta kilómetros de la carretera de La Coruña. Y no pocas semanas, los accidentes son más de uno. La Casa de Socorro del distrito de Universidad, la más próxima a esa entrada de Madrid, sabe de las muchas víctimas dé accidentes que allí ingresan los domingos a última hora de la tarde y primera de la noche. Además de los muchos heridos que van a otros centro benéficos municipales o particulares. Y, sin embargo, justo es reconocer que no todos los accidentes provocados llegan a sttceder, lo cual no hay que agradecer, naturalmenté, á los conductores de vehículos, sino a la Providencia, que muchas v e c e s evita el sangriento desenlace. 1 último domingo realicé un recorrido muy breve por