Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r a defender a los elefantes de África, amenazad os por doquiera, tanto ipor los cazadores como por las leyes llamadas inexorables el e l progreso. Esos elefantes desempeñan una ejemplar e irradiante labor silenciosa en favor de las ideas d e libertad y colaboracicn. JosepU Kessel, escritor al que habíaimos perdido de vista (seguracneate por defecto nuestro) desde hace alguno años, se nos acerca hoy con la versión española de su novela ¡El león Amena, pc tica. hiu manísima y animalísima novela. En el corazón del África hace u n siglo t e nebrosa para Stanley, y ahora tan iluminada, en algunos sitios como el Parque Real de Kenia, el autor vive por u n a temíporada en comipañía de unos cuantos seres racionales y de una im UiKhedumtore de irracionales que gozan de una aspscie de libertad vigilada A ratos, los racionales se hacen t a n ipooo razonables y los irracionales tan afectivos y benévolos, que se En imedio de una Naturaleza libre y poderosa, rodeados de animales que h a n aiprendido ciertas nociones como d e trato humano, vive media docena de curiosos ¡personajes. John Bullitt, u n cazador que h a dejado de matar fieras ¡para deiicarse a. guardián de las vidas de los hermanos animales. La esposa del cazador, Sibyl, que n o consigue- -ni acaso lo intenta- acostumbrarse a esa vida en que son felices su m a rido y su hija. Esta es, a nuestro iparecer. la figura más delioiosa de la historia. Con sus diez años y una sabrosa mezcla d e inocencia InfantU y desdeñosa sabiduría, ccnoca más que cualquier otro la vida y costumbres, las aficiones, bondades y m a Ecias de los bichos que meroisfsan por el silvestre recinto. Los conoce como a cachorrillos qiue hubiesen naoido en el patio de su casa. Jimto a esta familia encontram! os dos nativos importantes. Un viejo y retirado ojeacíor, maltrecho por antiguas heridas causadas ipor las fieras; y Oriunga un apuesto y valeroso gsuerrero massal Faltaba citar al verdadero protagonista: King el león que tiene una amistad aparentamiente inverosímil con l a niña, y que suscita las apetencias de lucha y dominio del fornido guerrero, el terror de Sibyl y la desconfianza del viejo rastreador. La ingenuitííad de la niña va iprovocan- do lerita y ipaligrosamente las ganas de poderío cinegético y combativo de Oriunga, y de aquí nace 1 d r a m a que viene a turbar aquella difícil iplacidez con que se iba desarrollando el argumento. El libro n o vale sólo por esta bien narrada historia. Las descripciones que hace Kessel de los animales (desde 1 inofensivo monp jugiuetón que le despierta la ¡primera mañana hasta el león incomiprendido son de una viveza natural y poética imipresionantes. Al terminal- la lectur a nos extraña haber vuelto, abrientío las ventanas, a un paraje urbano por CT; O centro va deslizándose u n gato crepuscular, con un trotecillo m enudo y afelpado; Nos parece que estamos viendo a King con unos gemelos a l revés. José María SOUVIBON NOTICIARIO DE LAS LETRAS FRANCESAS Hace treinta años que ninguna mujer había obtenido el Oran Premio de Litersitura de la Academia Franoesa. Pero ahora este galardón vuelve a manos femeni nas. i- a laureada ha sido Mme. Simone. Nombres famosos la precedieron con este triunfo literario. Nombres como los ide Ana de Noallles y Mme. Pailleron. Bl premio ha correspondido a una mujer conocida en el mundillo ínte Sectuai francés. Mme. Si r mone fué, por el- año 1910, actriz famosa, que representó los papeles de íheroina en las obras de Bernsteln. El mundo del teatro ie abrió sus puertas, pero a la actriz no le satis. facfa representar papeles ajenos. Quería ser eüa: crear. Y en 1930 aipareoen sus primeras novelas. La literatura la lleva por nuevois derroteros. Y así aparecen sus obras Días de olera El paraíso terrestre El baile de los ardientes y Bajo ios otros soles Hoy su nombre viene a añadir la lista de famosos que recibieron el galardón de la Academia Francesa. Francia El segundo, por su estudio sobre el 18 de brumario en Francia v V t diría que las tornas van a cambiar; pero Kessel se mantiene, con su d e mosítrada habilidad ¡para conjugar lo novelesco con el grand- reportage en mi excelente equilibrio, tan exento de admiración animalista como de vagos sentimentalismos favorables al buen salvaje. Con ello ha íogradb hacer u n libro encantador y hondamente veraz. De una veracidad que no requiere- -no faltaría más- -la comiprobación visual de lo contado ¡A dónde iríamos a parar si para saber que una novela es veraz necesitáramos apercibirnos de t a l e s alforjas Se ha expuesto en el famoso hotel Crouot una exposición de manuscritos de gran interés para los bibliófilos. Entre ellos se encontraban los titulados Un libro de horas del siglo XV: La vida de Jesucristo magnífico manuscrito del año 1461, procedente de la biblioteca de Felipe el Bueno, duque de Borgofía, y Las oraciones de un cristiano con ilustraciones de la marquesa de Ramboulllet. Otro de ios manuscritos, expuestos fué el Ritual de la Abadía Real de Saint Germain- des- Pres on ilustraciones realizadas ipor María Teresa de Austria, esposa de Luis XIV. El ipremlo Qobert de Historia, ha sido concedido a Róger Dion y a Aibert Olllvier. El primero fué galardonado por isu obra Historia de la vid y del vino en En la librería Chretlen de lia parisiense calle Faubourg Saint Honoré, se ha u bastado el manuscrito musical de la Fantasía impromptu opus 66, de Chopin. Esta obra es una de las partituras máis brillantes y conocidSiS del compositor romántico. Dicha partitura no fué publicada hasta diez atños después de la muerte dé Federico Chopin, y lleva la fecha de 183 S.