Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CONGO LOS REFUGIADOS SOLO SABEN QUE HAN LA QUE PERDIERON SUS HOGARES, SUS soldados indígenas que les tr ladaran. En la mina se habían producido r renas dantescas. Los ingenieros asesinados, las mujeres- madres, hijas, hermanas, esposas- -de muchos de los que ahora pedían ayuda, habían sido brutalmente ultrajadas. Los mineros pedían, ayuda al Ejército, ignorando que en muchas ciudades eran las propias tropas quienes encabezaban la rebelión. Estos mineTos no tuvieron que aprenderlo de boca de nadie; ellos mismos tuvieron la dramática oportunidad de aprenderlo por sí mismos. Los soldados indígenas a quienes pedían ayuda, descendieron del coche oficial. Jes apalearon, les robaron y prosiguieron su camino, después de haber librado allí mismo, ante los cuerpos de sus víctimas, una batalla a tiros, para distribuirse el botín. Ein Katanga, una gtanja convertida en reducto defensivo (un pequeño Alcázar toledano en plena selva) donde se defendían nueve hombres blancos con sus mujeres y unos cien negros leales; los sitiadores consiguieron reducir la defensa y pasaron a cuchillo a cuantos se defendían. El terror, el terror sin paliativos lia cundido de parte a parte del país. Como consecuencia de ese terror, muchas de las noticias se agrandan, liasta perder sus límiilers, y todo es confusión y miedo. SALGO DE SUDAFRICA ENTRE REFUGIADOS QUE LLEGAN En el aeropuerto de Joannesburgo, en la Unión Sudafricana, donde acudí para embarcarme riimbo a Brazzaville, en el Congo francés, la gente me miraba como a un orate. ¿Qué se me había perdido a mí en aquel infierno? me preguntaban. Poco despiiés, se unieron a mí un corres ponsal Pequeñas embarcaciones han sido habilitadas para salvar el río Congo. Los colonos belgas buscan refugio sangrientos sucesos de la ex colonia belga fes ha aprebatado. Estos que vemos en la fotografía de la if: i 2 Í ¿1 t-