Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I! CIAR so Se ha publicado la lista de las mercancías cuya importación estará sujeta durante el año 1960 al régimen de globalización. Los cupos señalados en esta lista- -ya aprobada por la O. E. C. E. -son 65 y su importe total, de dólares 225.562.000. Los que cuentan con mayor asignación, por orden de importancia, s o n material de equipó para nuevas inversiones, 50 millones; productos siderúrgicos, 28 milloiiés; tractores, 12,5 millones; pasta de papel, H) 052 millones; bacalao, 9 millones, y gelatinas fotográficas, 8 millones- El importe previsto para estos seis cupos 117,052 millones de dólares) representa el 51,89 por 100 del total. ECONOMÍA Y FBNANZAS VALOR E ESPAÑA como tema imperecedero para la literatura y la música, desde el suave lirismo a la trepidante tragedia. Con el tema del agua fluvial compuso Debussy su obra La Catedral sumergida tema explotado también por Benan, que nos habla de u n templo hundido en la aguas, en su obra Recuerdos de infancia y juventud ¿Cuál es el régimen hidrográfico de España? ¿Cómo somos favorecidos, o castigados, por el régimen pluviométricó peninsular; y cómo aprovechamos o derrochamos los dones de la naturaleza? No es precisamente un dechado de abundancia ni de regularidad aquel régimen plúviométrico, porque el sistema de lluvias, como el de los vientos, de los cuales depende en gran parte el primero, son harto irregulares en la península ibérica y más bien escaso, da o que una gran parte de la península ibérica se halla sometida a la influencia mediterránea, caracterizada por lluvias escasas en invierno y, sequías, a veces demasiado prolongadas en verano. De aquí que España haya sido dividida en dos partes, u n a de las cuales, equivalente a los dos tercios de la superficie total constituya la España árida, y el tercio restante la España húmeda. No hace falta insistir demasiado cuáles son las zonas secas y las zonas húmedas de España, porque son sobradamente conocidas de todos. La sequedad y la aridez de España ¿son debidas princiipla, lmjente a la falta de lluvias o a la mala distribución, dé las mismas y a la imposibilidad de su captura y retención? Decimos esto porque si se comparan las cantidades de lluvia anual caídas en dos países t a n próximos pero t a n diferentes como son España y F r a n cia se advertirá, acaso con sorpresa, que no hay una diferencia tan extraordinaria entre ambos balances pluviométricos: 300.000 millones- de metros cúbicos en España, por término medio, y 400.000 millones en Francia. De los 300.000 millones de metros cúbicos españoles se evaporas U E ZA ARIECE que los ríos españoles- -al menos los que están señalados para trabajar en favor de nuestra recuperación económica- -h a n ido entrando en la jatiila de los embalses, que no son propiamente celdas de cautividad, pero si antesalas del t r a b a j o fecundo. El cual se bifurca en dos objetivos igualmente importantes: l a producción de energía, cuando las l í q u i d a s montañas se derrumban presa abajo, enredándose el espumoso caudal en turbinas y com ¡puertás, y el riego de valles, y vergeles cuando las claras linfas llegan otra vez a tomar contacto sosegadamente con la tierra madre. Parece, en efecto -y así lo comprueba esa historia semanal que se escribe con cifras de millones de metros cúbicos embalsados y millones de kilovatioshora capturados- -que este año, por vez primera en la historia de nuestra salvaje hidrografía se h a logrado llenar o casi llenar los pantanos y los eníbalses. E s t o cooastiíuye una promesa cierta de venturas en el porvenir inmediato de 3 a industria y de la agricultura. Y esto merece que tratemos hoy con el mayor respeto que podamos a nuestros ríos, grandes y pequeños, y hablemos de sus trabajos y de sus posibilidades. No es mal tema éste de la hidrografía, que h a tentado a muchos y grandes escritores, entre los que recordamos ahora a Ramiro de Maeztu, qiie se enamoró positivamente del Ebro y le dedicó párrafos encendidos de su mejor literatura. Hay un atractivo singular en el agua- en marcha que son los ríos, sobre todo cuando ensanchan el pecho de su caudal y quedan momentáneamente en reposo al encontrar el lecho de los embalses donde descansan brevemente antes de lanzarse a nuevas caminatas y a nuevos saltos. Además- -y esto justifica el que hayan sido cantados i or prosistas y poetas- -el agua, como el fuego, constituye uno de los más genuinos y naturales elementos decorativos, así Por Antonio DE MIGUEL P Han surgido dos nuevas dificultades en el mercado agrícola común de la C. E. E. las niedidas adoptadas por F r a n c i a para proteger su producción avícola y la exportación de sus vinofe. Italia ha calificado, estas medidas de competencia desleal Bü sido presentado en el M i nisterio de Comercio un plan para la renovación y rnodernización de la industria de Artes Gráficas, en el que se preven importaciones por valor de 20,4 millones de dólares y un plazo de aplicación de cinco años. Se considera que en los primeros años las importaciones habrán de centrarse principalmente en los sectores editorial y de impresión de grabado, toda vez que por sus posibilidades de exportación son los que antes conseguirían la recuperación de las divisas invertidas. La importancia de este plan es muy grande, tanto desde el punto de vista económico como del cultural.