Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA PRIMAVERA DESCUBRE SU CARA Por José Luis CAMINO L A moda española de iprimaiViera h a llegado con Idértfci OOiS bríos que sus antecesoras. A pesar de ique Bl Ciscenario natAiral se mositraba totatoiente discordé, con gesto y temipenaAura inveirnal, las coleccioníss ham pasado ocano si tal cosa. Y era curioso el contraste ofrecido ¡por los vestidos ligeros de las m a niquíes y las pieíles y otras gruesas prendas de aibrigo jue éaperatoan ipacienibemente el requerimiento de sus poseedoras. Hemos preitiendido ofrecer a nuestras lectoras una visión de conjamito cerca de las principales características definidoras de la moda que acaiba de lanaarse. Y nada puede d a r mayores garantías de éxito a nuestro empeño que las propias cipiniones y definiciones de los hombres que la haix creado. Contestarán a nuestra encuesta las ctoco firmas más importantes de la Alta Costura naiOional: Pertegaz, Pedro Rodríguez, Marbel, Vargas Ochagaivia y Ramón GuUón. Cinco nombres cuya presentación se hace por sí sola... NUESTRAS PREGUNTAS ¿Número de modelos de que consta su colección de primavera- verano? 2. ¿A cuánto asciende el importe aproximado de la misma? 3. Defina, por favor, la línea que h a inspirado sus creaciones. 4. ¿Qué areneros h a utilizado y cuáles son sus colores? 5. ¿Qué diferencia existe entre la moda de este año respecto de la anterior? 6. ¿Y en relación con la ue acaba de presentar París? 7. ¿Puede darnos su opinión sobre la línea Torre Eiffel 1 el resultado no es otro que conseguir la mayor naturalidad dentro de la hora o el momento a que está destinada. Si algO: me inspira, es mi época. La pintura aotuial, la escultura, lo abstracto, las líneas puras, la decoración y, en fin, todo lo que signifioa expresión de arte. En mi colección hay líneas cm vas, ojivas, perfiles cóncavos y convexos. Lanas ügsras, hUos gruesos, algodones (semejantes a los utilizados en los pañales antiguos de los bebés) batistas, ebamines, gruesos encajes de guipiur, pkanetis, honnas (sedas japonesas) organzas estampadas y organdíes. Los colores son: aziui marino, grises en. todas sus gamas, tostado, dorados, arena, marfil, hasta llegar al blanco inmaculado; toques de esmeralda, de rojos encendidos, de rosa torero y muoho- marrón. Poco negro y ailgunos aimarillos. 5. D aiparioión de las ena ¡guas. Las maniquíes dan sensación de ligereza; los vuelos de las faldas sou flés flexibilidad C leiv tootiv de la colección) Y por úlitimo, menos trajes camiseros, como los que unifonnai- on a la mujer el verano del cincuenta y nusve. Sombreros de materiales ligeros y de formas románticas, siempre altísimos. Mi aobual coleoción ss diferencia de todas las demás en el tíetalle. Creo pensar acertadamente si digo oue una colección es importante en España porque lo será también en París. Entre ambas no hay, no debe habeir más diferencia que la que existe entre los trajes regionales de los distintos países. 7. Mi opinión es que Biffel le daría hoy una línea muy distinta. PEDRO RODRÍGUEZ 1. Estas cantidades son aproximadas. Trajes sastre, 50; abrigos, 60, y entre vestidos de calle y cock- tail 140. 2. Se aproxima a l millón y medio de pesetas. 3. La nueva línea primavera- verano tiene como nota característica los atoomtoados de las espaldas en los trajes sastre y conjuntos en telas brocadas. No se h a olvidad) en ningún momento la sencillez de los trajes de calle, en algodón estampado rebordado en los dibujos de las faldas, dándoles mayor realce a su línea elegante, con cuerpos sencillos en un solo color haciendo conjunto con la tela de la falda. Esitos trajes son, en su mayoría, sin mangas o con una m w discreta que ubre el hombro. Los trajes de noche y cock- tail con bordados discretos, dan la nota de riqueza característica. El largo de la falda no h a cambiado mucho desde la anterior temporada; siendo norma general que PERTEGAZ 1. El nilmero de modelos qus se presentan es dfe ciento veinte en cada una de las casas (Madrid y Barceiona) La colección se compone, naturalmente, de trajes de playa, conguntos de anañana, trajes y abrigos, dos piezas, trajes de chaqueta, completos para la tarde, oonj untos de cock- bail comida, trajes de noche, deshabillés, trajes de n o via, sin exceptuar los tocados y sombreros correspondientes a cada modelo. Joyas, guantes y zapatos. Entre los modialos y los accesorios superan el millón d pesetas. Jamás me sujetó a la esclavitud de una forma determinada, llamándola después t a l o cual línea. Procuro que cada creación guarde el equilibrio, y 2. 3.