Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Do de or rct dfl p i l i c l o d e l murquéa d e k IgíAsla d an Nli; r: li recorta lobi- a el Disto Bitrcmeflo la gobrTficfuJ d flu voTümenes. En su Interior o hairn a t u m b a del obispo Carvajal, GaaA del d An, una de fas ni a btiras canstrucclone d praaenola. El balcón ds esquina es m u y caracteriatlco de la reglón extramefla. Dos pa cft de c c l u m n a i dan pie a su entablamento, eobre el q u e oamF ea el e i c u d o nobiliario. IBB vecíTfl c a que ho transitado entre el bullicio lc la plaza Mayor, niíí lia parecido ver uno moía cúhierta con Bomhrcro de paja en cuyo frontal, rodeado ÚP puntillas y franclan lucía un csjicjíto? En otra mujer, con loiano H j ecto de matrona celtilicrica, al m i Í ui a eomlirero le faltalia el vidrio. Soltera, casada; El ctfrno femenino metaniorfoscado una vez m u s e n puro folklore. He Uef ado a la inla plaeenlina. fin de m i itinerario. El r í o J c r t e la circunda y un hermoso boscaje le presta amenidad. Todavía hay luz en el ambiente. Desde la orilla que mira a la ciudad parece que c a podcmoA tocarla. Plaecncia eterna prometida del Jerle, se cimbrea bajo ftu suave presión y, comn prenda a eu caricia, le entrejca- -dulce heUeza arrancada dr su belleza- -la I sin, que cl río abraca antorosamente- VWa