Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TEATRO Conchita Montes y López Rubio trabajan sentados en la sala del Goya. Sobre el escenario emipiezan a desarrollarse en vivo, las iprimeras escenas de Diana está comunicando A la derecha, Conchita Montes hace una indicación a un actor. Ella ya se sabe el papel, y ahora mira como espectadora a sus compañeros de tarea. que el Domingo de Resurrección permitía que durante él se hiciesen las presentaciones de las nuevas obras, hubo como un suspiro de alivio. EL PRIMER ESTRENO Pero no todo son ventajas en la coinoidencia de estrenos. Los críticos se ven y se desean para informar inmediatamente- ¡tradición, a su vez, en nuestro periodismo- -de lo que soíi las obras y de la acogrida que tuvieron. Y el público llamado estrenista se dispersa en distintos teatros, con lo cual se reduce ía tiénsión de esa gran aventura que es siempre, y en todo lugar, el alzamiento de un telón. Sin embargo, los adelantos o retrasos se miden por sólo algunos días. La Semana Santa sigue siendo, pues, el núcleo en torno al cua) gira la apertura de la temporada. En esta ocasión la sala qué huyó de ía aglomeración fué. el Infanta Isabel. Su director, Ai turo Serrano, bien porque estuviese seguro de que en su mano tenia un triunfo, bien porque prefiriese correr el riesgo en solitario adelantó el cambio de su cartelera en nueve fechas. En este momento, Cosas de papá y mamá de Alfonso Paso, es la única comedia de la que se tiene noticia comprobada. CJon dicha obra reapareció Isabel Garcés, y el autor, los intérpretes y- el director se anotaron uno de esos éxitos que crean al otro lado del decorado un estado de satisfacción, superior incluso al que se genera en el patio de butacas cuando las cosas salen bien. Obra cómica, paro con apoyos rnás sólidos que ia gracia verbal, entró rápidamente en la recta del triunfo y pasó la m e t a acelerando. Isabel Garcés hace una de sus mejores creaciones en el papel de lá protagonista. SE LEVANTA EL TELÓN... ¿Qué va a pasar con todas las otras obras que dentro de pocas horas empezarán a vivir en los tablados? Nadie 3,0 sabe. El teatro es como la Bolsa. Si existiese un solo empresario, un solo autor, un solo intérprete capaz de conocer ante un texto escrito la suerte que correría al ser representado, ese hombre se haría multimillonario. No es más fácil predecir el éxito o el fracaso de las comedias que el alza o la baja de los valores bursátiles. Parece absurdo, pero es un hecho completamente cierto.