Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
oeremonlas con que se purifica y enjoya a ia novia antes de entregarla en bratos del esposo (foto núm. 23) o los obreros manuales que arreglan al borde del camino los paragua batidos por el viento o por la noble ancianidad (foto núm. 24) forman tan sólo un Imperceptible montículo dentro de la diversidad de este Mundo, dentro del Mundo como ha calificado a la India en sus crónicas Enrique Ruiz García. Monjes peregrinos por los vericuetos y senderos de Gochin (foto núnrero 25) ios supervivientes de una tribu guerrera, hoy extinguida, pero que buscan sus armas para adornarse con ellas en la celebración de sus fiestas religiosas, como estos slhks que vimos en las proximidades de Nangal (foto número 26) los uniformes de corte británico de este conductor de automóviles de Madras (foto núm. 27) o el del guardia de la circulación de Sindri (foto núm. 28) Inspirado sn el uniforme colonial de ios ingleses, no deja de tener- -turbante, brazal, plumón o escarapela- -una nota de color, un toque oriental- -y como oriental, llamativo, armonioso y bello- -en sus atuendos. Volver la cabeza a un lado u otro en la India es como mover un caleidoscopio de juguete. Cada rincón es distinto al que ya habíamos visto; cada ser humano que pasa- -ved el obrero de la foto 29- diferente ai que había pasado ya. En esta galería de tipos que recogen estas páginas, faltan las mujeres, a las que dediqué en BLANCO Y NEQItO un artículo anterior, y los animales, a ios que dedicaré en BLANCO Y NEGRO también un artículo futuro. Pero son muestras más que uflolentes para oonflrmap lo que ya dije en otra ocasión: India es la canonización de lo distinto, el paraíso de lo diferencial. T. U. do T.