Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CÍEN CÍAS EL M I Por Emilio O FONO NOVO A mente fueron transformadas en c o rrientes. Es maravilloso considerar que, t a n to los micrófonos como los receptores (teléfonos) han tenido evolución t; n la forma y dimensiones de los dispositivos; salvo en lo que afecta a su gran sensibilidad, tienen casi la misma constitución fundamentar que cu. andó fueron inventados. Los sistemas de reproducción de la voz y de los sonidos se adaptan a lo más conveniente, tomando modelo de la función fisiológica del sentido del oído humano; en ella se han inspirado inicialménte los inventores y los principios esenolalies aparecen invariables en el transcurso de los cien años de aniUgüedad que van a c u m plir los micrófonos y teléfonos. Las cápsulas microfónicas, como hemos dicho, tienen una variedad de emipleos fuera de los servicios y apa ratos destinados a las realizaciones propiamente telefónicas. o s micrófonos son a p a r a t o s Se concibe, por tanto, que en protransmisores que transforman ceso inverso, por la reversibllid ad los sonidos en corrientes el écperfecta de los fenómenos, las coticas moduladas, de forma que en rrientes recibidas en un extremo de proceso i n v e r s o de reverslbiilidad, la línea, actuando sobre un electroipuede obtenerse la voz o la música mán, reproducirán en la armadura, si emitida; se emplean como elemento está constituida por una lámina v i básico en telefonía, en el registro de brante, los mismos sonidos emitidos sonidoé, y en cuantas aplicaciones han en el otro extremo ante el micrófono de utilizar signos sonoros enviados a- transmisor. distancia vailiéndóse d e corrientes Edison es el que dio forma casi deeléctricas. Es un aparato sencillo y finitiva a las cápsiulas microfónicas maravilloso que ha recibido aplicaciotal como han sido empleadas- en las nes muy importantes. sucesivas aplicaciones; basta aprisioEl micrófono se compone esencialnar partículas de carbón entre dos mente de un conitacto variable, para láminas metálicas, siendo una de ellas ique la resistencia eléctrica deil mismo 1 fondo de la bocina ante la que se se acomode a los diversos impulsos habla, para que se comprima más o de voz. En la Exposición de 1876, de menos el polvo de carbón, causando Filadelfia, Be! l presentó un tipo en e! las variaciones de resistencia lécque la variación de la resistenoia era trica que han de motivar la forma de provocada por la oscilación de una corriente precisa para reproducir el placa vibrante, situada en el fondo sonido en el órgano receptor (bobina de una bocina, y que sumergía más o y membrana vibrante) capaz de enmenos una varilla metálica en un gendrar las mismas voces que iniciallíquido para modificar ila resistencia; tal como fué concebido por Hughes, el micrófono se ooni; p 9i ne de un o j- L Wicro JM fter REACTORES PARA LA PROPULSIÓN DE BUQUES Por Fray Juan ZARCO DE GEA, O. F. M. rán propulsaáos por energía atómica. A. P. Alexandrov, en nombre de la U. R: S. S. informó sobre el rompehielos Lenín Resaltó el delegado ruso la importancia que para la economía de las regiones septentrionales de la Unión Soviética supone la posesión de rompaM los atómicos, únicos capaces de navegar por todas las zonas del Ártico sin tener que abastecerse de combustible. Las caraoterísiticas del Lenín según Alexandrov, son las siguientes: eslora, 134 metros y manga, 27,60 Tnetros. Desplaza 16.000 toneladas y puede navegar en aguas libres, con sus potentes turbinas de 44.000 CV. a una velocidad de 18 nwdois. Va provisto de tres reactores y de una quilla reforzada, a fin de resistir la presión de los hielos. Por su parte, R. Gibret dio cuen- ta de los proyectos de petroleros atómicos que Francia tiene en estudio desde hace dos años; uno, provisto de un reactor de agua a presión; otro, de un reactor de agua en ebullición, y un tercero, de un reactor de gas. A su vez, Sélichi Takeuehi, representante de la compañía de navegación Osak Shosen Kaisha informó sobre el proyecto japonés de canstrucción de un buque de 20.000 tometadaSi destinado al transporte de 2.000 emigrantes y de 200 paisajeros ardirmrios por viaje a América Esquema Káisdoo de utilizaioión del mioróíono para convortir los soinidois en cori- ianibes eléctricas oaipaioes de ireproduoir los wnddo s a ila llegada; la iiítiroiduccióin die un tramsfo. miajdor de línea- -seg- uiuda fig- ura- -ha permiitiido la transmásión con alcanoeis eonsiidérabiles, vailiéndóse de ocrrientes relativamente débiiles. líndro de carbón situado entre dos soportes y con los que mantiene contacto variable. Si una corriente suministrada por una pila pasa por la barra de carbón o entre los dos elementos que comprende la resistencia, la corriente será constante; pero si la barra recibe el impulso de ondas sonoras, las variaciones de resistencia de los contactos seguirán el ritmo de las ondas y lo mismo la corriente eléctrica que sufrirá los aumentos v disminuciones correlativos a las alteraciones en la resístenciaj se puede decir, en t é r m i nos de vulgarización, que Jas variaciones de intensidad de la corriente elécftríica representan I a verdadera imagen de la palabra o sonido transmitido. JTW wna de las sesiones déla II ConJ 2 j fereTwia Mámioa de Ginebra se trató de la utilización de reactores para la propulsión de buques. Informaron sobre el particular la Unión Soviética, Francia y Japón. En cambio, Norteamérica, único país en posesión de buques propulsados por energía atómica, se abstuvo de intervenir en el debate. Ahora bien: aunque Estados Unidos no reveló absolutamente nada acerca del Nautilus y del Skate, sus submarinos movidos por energía nuclear, permitieron que en la Exposición científica celebrada en Ginebra al mismo tiempo que la Conferencia, figurase un modelo de su mercante N. S. SavannaJí que entrará en servicio. Dios mediante, en este año 1960. La U. R. S. S. Francia y hasta el Japón facilitaron detalles acerca de sus planes a tal respecto, pero sus proyectos. de aplicación de lá, energía atómica para impulsión de buques continúan constituyendo un secreto militar. Con posterioridad a esta sesión, y cuando ya la Conferencia de Ginebra tocaba a su fin, Richard P. Godwin, el ingeniero naval que proyectó el primer mercante atómico nortedmiericano, hizo declaraciones, en las que, como podrá suponerse, tampoco reveló nada nuevo. No obstante, dijo, entre otras cosas, que dentro de unos veinte años todos los buques de gran tonelaje se-