Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ECONOMÍA EINANZAS vimlentt) infláeionista que se iháni- fiesta en la coyuntura m u n d i a l á consecuencia del conflicto de Corea. Pero á partir del último trimestre, como resultado de la extraordinaria coseclia; recolectada, la presión de la oferta de productos agrícolas sirve de freno a los demás sectores y sus efetítos. quedan reflejados en el índice de incremento de 1952, en cuyo te de las variaciones porcentuales del nivel de precios, que se acentúa en 1956 y a d q u i e r e proporciones alarmantes en 1957. ES: el período de inflación galopante. I a subida general de salarios qué tiene lugar en el último trimestre de 1956 ha. oe crecer, la demanda d é u n modo desorbitado; las, medidas oficiales para evitar la subida aprecia e o la correspondiente al índice de precios. Se pueden delimitar también dos períodos perfectamente diferenciados, que se corresponden con los mismos años aillí señalados. Al fuerte incremento registrado en 1951 por todos y cada uno dé los índices parciales componentes del general, se sucede en 1952 un des- Cuadro Í N D I C E I DE P R E C I O S A í P o R M A Y O R (Promedio 1 9 2 2- 2 6 1 0 0) 1950 Agrupación A: P r o d u c t o s I n d u s t r i a l e s CJonsum. os i n d u s t r i a l e s Alimentos Agrapación B Artículos d e I m p o r t a c i ó n Con e x p o r t a c i ó n 535,739,6 546,6 663,2 874,9 735,6 878,8 923,752,1 996,7 1.018,4 1.083,8 1.098,9 1: 198,9 1.246,7 1.338,5 905,7 963,3 1.063,6 1.129,8 1.431,5 1.615,7 1.673,7 833,2 852,6 864,7 951,4 1 J 125,I5 1.313,7 1.330,6 580,7 615,8 598,8 794,9 844,4 704,8 869,2 926,7 972,1 1.014,1 1.071,7 1.273,7 1.354,2 1.4lO,4 957,9 1.004,5 1.042,5 1.071,4 1 J 117,9 1.360,3 1.523 9 1.541 7 718.9 801,9 820,15 875,7 960,11.1123,3 1.339,5 1.383,3 1951 1952 1953 1954 1955 1956 1957 1958 1959 Agrupación G: 628,9 574,6 597,1 735,8 779,6 760,9 748,3 875,3 821,4 837,8 914,2 881,8 835,8 894,3 977,6 1.177,8 1.385,2 1.405.968,6 1.004,4 1.062,3! 1.256 v 5 1.384,9 1.442,1 912,1 957,7 1.026,3 1.222,5 1.385, -1.426,4 ejercicio se observa u n a relativa estabilidad de precios en España, correspondiéndose, además, con la característica que entonces domina en la coyimtura mundial: la depresión. Aunque la producción agrícola de 1953 acusa un descenso considerable, su repercusión en los precios de precios no alcanzan el efecto deseado y la coyuntura del momento se caracteriza por el constante crecimiento de la propensión a invertir. Como el attorro se. contrae, aquélla se financia a base de procedimientos poco ortodoxos. La política restrictiva iniciada a censo fulminante, que arroja un coeficiente de incremento de signo negativo, como consecuencia, principalmente, de la contracción que acusa el capítulo de gastos de alim. entación. Aunque con menos espectacularidad, continúan registrándose des- Cuadro n D E L COSTE DE LA VIH A I N D I C ES (P r o m e d i o 1922- 26 100) 1950 Gastos índice d e c a s a d e usos y vestido d e alimentación diversos general 1951 19 S 2 1953 449,803,9 978,4 631,3 875,7 1954 518,2 833,3 956,1 697,874,2 1955 1956 1957 1958 829,3 1.061,6 1.416,3 1.170,1.281,9 1939 889,8 1.067,2 1.502,8 1.227,1 1.347,1 316,9 388,2 430,1 617,1 741,7 759,9 926,9 1.117,1 996,8 542,2 643,1 643,4 818,4 968,3 899,7 568,3 6 0 i l 720 jl 832,3 837,5 946,5 995,5 1.085, -1.220,7 757,5 798,6 912,4 982,4 1.033,5 1.110,5 es mínima, porque comienzan a sentirse los efectos de la Ayuda Americana, llegándose a 1954, en que se consigue la máxima estabilidad de precios eii el período (solamente un 3,4 por 100 de aumento sobre el año anterior) debido a la continuación de dicha Ayuda y a la de nuevo excelente cosecha. En 1955 se inicia él nuevo período, en el que se manifiesta, de manera muy acusada, la tendencia crecien- fines de 1957 frena un tanto la carrera alcista de los precios durante 19i5 8, paro aun así n o se puede impedir que el índice general alcance cifras m á s elevadas, representando estos aumentos u n 13 por 100 sobre el índice de 1957. 2. Coste de la vida En el análisis de esta serie cabe señalar l a misma tónica que se censos en los años siguientes (1953 y 1954) a costa siempre del renglón alimenticio, pues los demás marcan u n a clara tendencia alcista. Estamos, pues, en un período que se distingue por la elevación de la renta real de las economías de consumo, cuyo fundamentó reside, sin duda, en las mismas causas que favorecieron la relativa estabilidad de los precios (cosechas de 1951 y 1954, Ayuda Americana, amnento de la