Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SANTOS LUGARES MONTE D E LAS B I E N A V E N T UR AN Z A S Monte bajo, siTave, que permite congregar y escalonar a la muchedumbre. Al comenzar la Misa pedimos al Señor que nos introduzca en su santo monte El altar suavemente en alto también escalona y congrega. Escoge Cristo ese altar, ese paisaje como templo escueto para que su voz sin grito, inseparable de su persona se instale en la cabeza y en el corazón de las gentes. Allí en esa cumbre que la fotografía nos da se pronuncia el más largo sermón de Cristo, el sermón de la Montaña, el sermón de las Bienaventuranzas. Desde el altar, desde el simbólico monte, se nos acerca cada día la Palabra, inseparable también de la persona, inseparable del misterio eiicarístico. m. LAGO DE TIBERIADES Un muy bello rincón del lago de Tiberiades, rincón donde nace el río Jordán. Sencilla y extraña, misteriosa y honda paz como si estuvieran flotando aún las palabras sencillas y extrañas, misteriosas y hondas. Si la palabra de Cristo nos trae, tantas veces, guerra y guerra muy caliente, su misterio reside también en que esa guerra es inseparable de la paz, del hondo reclinarse en el cariño de Dios. Este lago también se encrespará a veces, también sufrirá la voz y la guerra del viento, pero es suficientemente sencillo, entrañable para que la paz diure más y más tiempo.