Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Ua escultora Eva Aggepholm en su estudio de Madrid. tura ide Vázquez Díaz causa sensación en Ja atpital de España. Los aca- demic istas le tac- faan de loco; I09 jóvenes le proclaman el profeta del arte nuevo. Su casa se convierte en el centro de atracción de los má inquietos. Allí acuden Soberbio retrato de don Pranofseo Cnrfquez, talla directa en yeso da Eva Aggerholm. ¿te, el venerable maestro francés de la escultura. En 1918, tras una segunda y corta estancia en París, los Vázquez Díaz se reintegran definitivamente a Madrid. Comienza ipara ambos una etapa de febril tra bajo. En 1919 hacen una gran exposición conjunta en la que hoy es Sala de Exposiciones de la Dirección General de Bella Arte entonce un almacén de la Biblioteca Nacional. Esta fué k primera y única exposición de Eva Aggerholm. Concurrió, sí, a alguna Exposición Nacionatl, certamen que le premió con una medalla, e hizo envíos espaciados a varias exjposiciones colectivas que solicitaron su colaboración, pero nunca más volvió a exhibir el grueso de su obra. Esta ha ipodido ser admirada solamente i or los visitantes del estudio faoiiliar- -el hijo único del matriimonio es el pintor Rafael Vázquez Aggeriholm- amigos, artistaí y coleeciiMiistas. Muchas de las obras de Eva Aggerholm se hallan e colecciones españolas y extranjerai pero en el lestudio queda un número de ellas suficiente para hacet la exposición que a la memoria dé su autora se debe. Es justo, por otra p rte, que el gran público conozca esa obra. La escultura de Eva Aggerholm se caracteriza por la pura y simple expresividad del volumen, limpio de todo adjetivo accesorio, anecdótico, temporal o cipeunstancial; la ausencia de énfasis, la suave pureza del claroscuro, el rigor del dibujo, la sensibilidad diel modelado y, sobre todo, por una serenidad muy próxima al orden clásico. S. A. B. a ver y a oír poetas, júniores, escultores... En aquellos días Daniel pinta el famoso retrato de Juan Hamón Jiménez y Eva inicia ea obra escultórica: unas vequeñas tallas directas en yeso que causarán el asombro de Bourdelle, el granentusiasmara Se comprende fácilmente que este boceto de Eva Aggerholm ai gran escultor francés Bourdelle.