Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTICIARIO El Banco de Expottación e Importación de Washington ha apro- bado la concesión de un crédito de 4.400.000 dólares a la Empresa Nacional Siderúrgica de Aviles, para la adquisición de laminadores, según informó días pasados el Embajador de los Estados Unidos, Mr. John Davis Lodge, al subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores, don Pedro Cortina. ECONOMÍA Y FINANZAS LA PESETA TIENE SU HISTORIA LAS GUERRAS CIVILES NO CONSIGUIERON DESPLAZARLA O ANULARLA Hace ahora un siglo que fué adoptada- como patrón monetario Los pesos americanos, los escudos p o r l u g u e s e s los íalers germánicos y 1 d ó l a r d e los Estados Unidos tuvieron sus orígenes en monedas españolas Por Antonio A peseta es una moneda hon- r a d a No ha corrido extra ordinarias aventuras, pero no ha dado sensacionales chascos. Ha pascado sus malas crujías- -quién no la s pasa en la vida- pero también ha gozado de épocas de esplendor, como aquella en que un dólar oro valia poco más de tres pesetas. Ha tenido oportunidades d estalr respaldada por casi el 100 por 100. de oíTO físico, y otras en que no ha tenido un solo gramo del áureo metal que llevarse a la boca. Pero la iseseta ha sobrevivido a todos los lances monetarios, incluso a las guerras civiles desarrolladas en el país. Cuando esto ha ocurrido, cada una de las dos Españasen lucha se ha creado sú propia peseta, pero peseta al fin. Cuando las guerras carlistas, el Pretendiente emitía en La, Tour de PeUz, con fecha 15 de mayp de 1871, una- deuda, tepresentattva de liapel moneda a un inte- -res del 25 por 100, cuyos billetes llevaban la firma del Conde de la Florida y Conde de Pam- a. También acuñaba moneda divisionaria. de M i G Ü E L especialmente calderilla, con la, efigie de Carlos VH, Rey de, las Es- pañas, por la Gracia de Dios Pero esto no dejó conflicto monetario ninguno al cesar las guerras carlistas, puesto que la peseta española seguía siendo una. Tampoco ofreció, dificultad- insuperable, durante la última guerra, la reunificación monetaria. La peseta antigua) quedó en poder de los rojos, porque en sus manos quedaron el Banco de España y las reservas de oró. Pero los nacionales crearon eñ Burgos la peseta nacional, con el mismo valor facial que la peseta legal, aunque con cotizaciones sucesivas muy diferentes en los mercados monetarios internacionales. Lia peseta nacional puede decirse que nació de la nada, pero alcanzó Inmediatamente cambios muy superiores a la peseta roja en París, logrando la máxima co tización, de 189,42 en octubre de 1937, cuando la (peseta roja valía soló 52,87, En diciembre de 1938, las cotizaciones eran de 106,07 y 9,10 respectivamente. Finalmente, cuando se terminó la guerra y él Ministro La Presidencia del Gobierno ha autorizado al Instituto Nacional de Industria para que emita 1.000 millones de peSeías en o b l i g a c i o n e s denominadas LNI- ENDESA, canjeables, para financiación de las actividades de la Empresa Nacional de Electricidad, S. A. y otros 1.000 millones en obligaciones INI- CALVO SOTELO, también canjeables, para financiar la Empresa Nacional Calvo Sotelo, de Combustibles Líquidos y Luiricantes, S. A. Se realizará la operación emitiendo a la rpar dos millones de títulos al portador de 1.000 pesetas nominales cada uno, cuyo interés será del 5,5 por 100 anual. El Estado garantizará el interés y la amortización de dichas obligaciones. L En cumplimiento del decreto de 8 de noviembre del pasado año, se está llevando a cabo el censo industrial e s p a ñ o l que comprenderá tanto a las grandes empresas como a las pequeñas, e incluso a las artesanías, y contribuirá a un mejor, conocimiento de los problemas relativos a la industria nacional. Dicho censo está referido al 31 de diciembre de 1958 y trabajan en su confección el Instituto Nacional de Estadística, los departamentos de Industria y Agricnl tura y la Organización Sindical.