Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CBONICA DE POLONIA RA Mí FAMILIA IA IDEA D PARA MI Y TENER AOUI UN ESPAÑOL ERA EMOCIONANTE Por Sofía GASANO A. (f) I t ÜIEN quisiera reseñar y exíraetar cada áía- de nuestra vida aguí, n tendría íaeilida- d de expresióa. Tres días bellamente otoñales. Ira densa nieve qxse cierra los paisajes. Tras eüos nuestro espíritu va f se consuela ante perspectivas de la patria. Noto tu el laberinto de Ideas, actos y sucesos íi e nos rodean 5 a impresión grande y nueva que producen- surcando lo desconocido los satélites de la ciencia moderna, y es tan enorme lo desconocido revelado a la humanidad, boca abierta, que acaso EJn tardar tendremos noticias del flirt entablad entre ios habitantes de otros planetas y las feljcES habitantes del nuestro. Vivimos en una época deslumbrante, pero conturbadora. Felistniente, para desgastar la ardiente inquietud que nos causan tantos fenómenos de ia ciencia y de la naturaleza, clarean nuestras oscuridades ráfag- as de luz, arte y sentimiento. Dos semanas ha emocionado esta ciudad pensativa, qtie fué la primera capital de Polonia en el siglo X, el Concurso Internacional de Violinistas. En el aire se respiraban melodías de música Huivírsal, y la presencia ds cuaranta y sJis músicos geniales nos ha dado una atmósfera de optiiHíísmo humano. Entre los cuarenta y seis violinistas de tantos países disting- ui pronto la figura esbelta y bellamente castiza de un músico español de vEíníiún años que logró el cuarto premio, lo que constituye un triunfo enorme dada su edad. l o s tres primeros premios fueron Roza Fajn, rusa; Sidney Harth, americano, y M a r k Komissarow, ruso. Affusíín León Ara, de Santa Crua de Tenerife, donde nació y tiane sus padres, mósieos también, fué recibido por el público con un entusiasmo frenético. Las obras que le valieron su írinnfo fueron la sonata C- dur de Bach; Caprichos CadEJiza y Alia Saltarella ds Wieniawski, y Capricho de lipinski, en la primera etapa; la sonata Le Tombeau de Leclair; ía Tarantella de Wieniaw- ski; La fontana de Areíuza de Szymancwski, y la Campanella de Paganini, en la segunda etapa, y eí concierto con orquesta de Turski, en ia tercera etapa. Para mí y para mi familia la idea de tenrr aquí un español era emocionante. Le invitamos a tomar una tasa de té y tuvimos la alegría de conocerlo. Su naturalidad afectuosa demuestra una cultura singular. Sus estudios como adoísscente en Inslaterra y luego en Bélgica lo han hecho destacarse por su estilo, en el que cada nota brilla en el conjunto de ía obra ejecutada genialmEíite. El par de horas pasado aqni, en hospitalidad polaco- española, dieron a la serenidad de su tipo expresiones de amabilidad exquisita. Acarició ía cabecita ds mi bisnieta, que le saludó en español. Su triunfo en ese concurso renueva un poco ia gloria del arte español aquí, y yo, después de veinte años de aislamiento de cuanto ímo en mi patria, sentí una ráfaga de felicidad en ia insondable incertidumbre de nuestra vida. Poznan, IS- XH- ISS? Reproducción facsímil de un f r a g m e n t o de la c r ó n i c a que p u b l i c a m o s en esta página. Se advierte fá cMmente que ia caligrafía de dicha crónica c o r r e s p o n d e a u n a p e r s o n a de p u i s o firme, m i e n t r a s q u e la firma de Sofía Casanová a c u s a la vacilación p r o p i a de la ancianidad. K u e s t r a c o l a b o r a d o r a IVIatiltíe Ras podría hacer, sin duda, un i n t e r e s a n t e estudio grafológioo sobre e s t a firma. a- -v V n J- -I- i 4, IVK