Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CINE ijp lf B jí imÁ É. m Stanley Kramer y uno de sus colaboradores Junto al formidable oaflán, protagonista de ta pelioula. (Foto Oanvers. HA SIDO ESTRENADA EN NORTEAMÉRICA LA P E L Í C U L A ORGULLO Y PASIÓN su RODAJE EN ESPAÑA DURO DOS AÑOS Y MEDIO LA DIRIGIÓ STANLEY KRAMER SOBRE UN ARGUMENTO BASADO EN LA NOVELA. DE C. S. FORRESTER EL CAÑÓN Y SUS INTERPRETES PRINCIPALES SON SOFÍA LOREN, CARY GRANT Y FRANK SINATRA PorGuiilermoBOLiN CABA de estrenarse en Norteamérica- -según nuestras noticias, en Hollywood, Chicago y en el Broadway iieo orquino- -la prodncción de gran espectáculo Orgullo y pasión que como los lectores recordarán, fué rodada en distintos lugares de España, algunos de ellos tan próximos a Madrid como Hoyo del Manzanares. En su día se habló y se escribió tanto sobre esta película, que hoy apenas si habrá algún aficionado que ignore que en elia se relata un episodio de nuestrs guerra de la Independencia: el inverosímil traslado de un cañón gigantesco, a través de desfiladeros, vadeando ríos, remontando colinas y montañas, hasta llegar al pie mismo de la muralla de Avila. Parece que el empeño ha sido logrado con buena fortuna por Stanley Kramer. Al menos, ésas son las noticias que de allí nos llegan. Por su parte, un aficionado español, convertido en corresponsal espontáneo, escribe desde el otro lado del Atlántico, resumiendo sus impresiones. Algunas de ellas recogemos A aquí, casi literalmente: Una película americana, mny americana, pero que se sale de los límites del patrón general, gracias seguramente a los materiales y personajes hnmanísimos que se barajan en la anécdota. Comparamos esta manifestaciones con el comentario de un cronisía norteamericano, que recibimos simultáneamente y en el que junto a unas declaraciones bastante curiosas de Kramer, surge a cada paso al elogiar el film la palabra colosal como si a su autor le hubiese impresionado, muy por encima del tema, la grandiosidad y el acierto en el movimiento de masas. Habla después nuestro compatriota del admirable y suave colorido que anima algunos de los paisajes, verdadero cebo para el turismo Magníficos panoramas de la sierra madrileña y de El Escorial- -no precisamente el jardín de los frailes, como tantas y tantas veces- y por último, de las sonrosadas murallas abulenses, meta del cañón, verdadero protagonista, presente en casi la totalidad de las escenas. Uno llega a quererlo... dice al terminar uno de de los párrafos de su carta. Dejamos hablar, de nuevo, al cronista norteamericano que se extiende sobre las vicisitudes por las que hubo de pasar Kramer durante los dos años y medio que tardó en realizar la película. Después de algunos comentarios- -del periodista, se entiende- poco o nada, halagadores para España y los espaííoles, describe el descomunal esfuerzo realizado para desplazar a través de kilómetros y kilómetros el atrezzo los accesorios, la indumentaria de los railes y miles de actores que integraban el reparto y la figuración, y, sobre todo, del cañón famoso, trabajo de Hércules que en la película no es sitio un reflejo exacto de la terrible odisea vivida real y verdaderamente, durante el rodaje i Respecto a la interpretación- -sQbre la cual es particularmente benévolo el comunicante español- -Kraiiier, por el contrario, silencia la de Cary Grant, se refiere a Frank Sinatra, compensando sus buenas aptitudes interpretativas con las intemperancias de su carácter, y por fin, respecto de Sofía Lorien, prono