Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
los últimos modelos de la aviación itáliEina da al gobierno que también ellos poseen coalcanzan una velocidad horaria de 350 kiló- lonias importantes en el Extremo Oriente y metros) Italia podía considerarse en magní- posesiones tan espléndidas como Indo- Chifica situación, estratégica. na y Siria, que les exigen, tanto cual su imLa aventura de Abisinia fué cogida por In- perio africano, asegurar las comunicaciones glaterra como la ocasión, por un cabello; con mediterráneas, completamente mediatizadas una rapidez fulminante concentró todas sus si se realizaran los proyectos ingleses. Las, escuadras- -hasta las de sus colonias más amistades de los pueblos fuertes son muy lejanas- en Gibraltar y Alejandría; compró aleatorias y se truecan fácilmente eff ene- a Francia la ayuda contra Italia a cam- mistad, según convenga a cualquiera de ellos. bio de ayudarla contra Alernania; y, para Buen ejemplo la historia dé los últimos anos, colmo de la suerte, la restauración monár- y el caso actual de Italia, que abandonó la quica en Grecia acaba de proporcionar a Triple, hizo pedazos sus acuerdos con Alelos ingleses un monarca anglofilo que enti- mania y Austria y se pasó al bando contrabiará, si no los rompe, los compromisos de rio, en los instantes críticos, librando á Francia del apuro de dividir sus fuerzas, en dos su pueblo con el Duce. frentes; y mej, o. r ejemplo aún. el de Francia, Ya está Italia atada de pies y manos; ha olvidando el, servicio enorme dé Italia y poperdido en un instante de vacilación y debili- niéndose ahora al lado de Inglaterra, que dad su eminente posición estratégica en el tampoco se acuerda de la ayuda de Italia. en Mediterráneo; Inglaterra, en su miedo a la su lucha contra los imperios centrales; in- aviación italiana, no retirará de él un solo menso es el beneficio que las dos potencias bote, aunque Italia repatrie. todas su divisio- deben a Italia; quizá la victoria rapidísima nes de Libia; el momento de peligro para calculada por los alemanes se habría realila paz de Europa parece que ha pasado; zado si los ejércitos italianos hubiesen enahora Inglaterra piensa en el porvenir, y trado por la fronteira francesa al mismo tiemaunque Italia quede maltrecha por las san- po que se desencadenaba la terrible ofensi- ciones económicas y fiiíancieras y por los gas- va de los ejércitos germánicos. tos colosales de la expedición a Etiopía, la Gran Bitetaña reforzará sus posiciones, au- Lo hecho por Italia con tos alemanes se mentando el número, porque sólo dos bases repite por Francia Con los italianos; y navales son poca cosa ante un posible creci- mientras los recientes aliados de Stresa se miento de las flotas naval y aérea de Italia. miran ceñudos, y se muestran los puños, poí Y aquí aparece nuevamente el nombre de, si las aguas del lago T Sana. han de ser itaEspaña, de esta España entretenida con la lianas o abisíniás o inglesas, al btro Jado del picaresca de sus escándalos, la amenaza, en- Rhin miran con los gemelos de campaña que démica de su revolución social y la forzada hay menos ametralladoras en el Bremen y esperanza de contar, en un plazo, de ¡cinco se han ido los barcos del mar del Nprte; las años! con una aviación modesta y un ejér- fábricas de armas y municiones trabajan a cito humilde y un embrión de Marina y los pleno rendimiento, con tres equipos de obrecimientos de unas bases navales. Cinco ros, día y noche; el ejército alemán adquiere años! en la época de la velocidad, son cin- uii. potencial fantástico; los acorazados de co siglos. bolsillo crecen, y la aviación multiplica su Periódicos ingleses, en sendos artículos eficacia por una cifra formidable. Quizá se prograináticos, sin rectificaciones ni- distingos, acerca la hora dé las venganzas, que algunas han publicado los proyectos británicos: el veces parecen castigos y otras justicias; el Times y el Manchester Guardian anuncian relámpago de la guerra alumbrará la cerrael plan, consistente en habilitar bases navales zón- del horizonte, y quién sabe si los buques nuevas en Tánger, Ceuta, Cartagena, Ba- y los aviones de la cruz gamada se. asomen leares, Navarino, Cefalonia, las islas Yones a los puertos de Inglaterra aL tiempo que y las Cyclades; proyecto inspirado en la las divisiones motorizadas desborden las fronidea estratégica de dispersar los puntos de teras de Bélgica y de Franciaj mientras otras apoyo británicos, para, desde cualquiera de pasan los Alpes para ocupar a Trieste y a estos parajes, ahogar rápidamente la prime- Venecia, abriéndose lun camino al mar Adriático. Entonces puede que los ingleses no nera demostración de hostilidad. cesiten a Tánger, Ceuta, Cartagena y las BaNaturalmente, a los franceses no agrada leares. -General Bermüdes de Castro. mucho el plan; La Frmce Militaire rtcüer- P