Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fijas, de la forma que se ve en la figura quinta. El dieléctrico es aire de espesor próximamente de un milímetro. Se ve, por tanto, que la variación total de (capacidad del condensador corresponde a oina rotación de noventa grados- solamente de las placas móviles en vez de ciento ochenta grados, como es de ordinario en otros condensadores. Esto, desde luego- -añade Jourdan- -es un inconveniente de la disposición adoptada, pero realmente ño muy grande. Las bobinas S i y Sa tienen cada una cinco espiras de hilo plateado de sección cuadrada l o i o y con espiras de 12 milímetros de diámetro y separación de dos milímetros entre espiras. Cada una de ellas van fijas por un extremo a las varillas roscadas que soportan las armaduras F i y F s y por el otro extremo a otras dos varillas, también roscadas, sujetas sobre la plancha de ebonita que sostiene el conjunto. Las dos varillas roscadas inferiores están conectadas entre sí por el condensador C 2, que también debe de ser de la mejor calidad posible, de pequeñas pérdidas y ppco voluminoso. La bobina de acoplo de antena, 83, se conecta a las bornas de antena A i y A 2, y sólo consta de un par de espiras de hilo cuadrado y aislado por una envuelta protectora para prevenir un corto circuito intempestivo si por cualquier motivo tocase a las bobinas S i o 82, entre las que se mete más o menos la bobina 83 para variar el acoplo. Desde luego, se da por sentado que las dos bobinas S i y 82 están la una en prolongación de la otra y las dos tienen sus espiras devanadas en el mismo sentido. En. Ci se representa de puntos un conden. sador que en ciertos casos, si se utiliza el emisor con feederrV craralÍTaenta, T ana antena algo alejada, será conveniente derivar sobre 83. Se trata de un condensador variable de 50 micro- microfaradios. FIGOKA 6 FIGURA 5. Otra de las particularidades del montaje propuesto por fe. Jourdan es la resistencia variable R en serie con la alimentación de placa de la lámpara L i a través del primario P del transformador de baja frecuencia T I De este modo puede hacerse variar en la posición de recepción la tensión aplicada a la placa de la lámpara L i que funciona como detectora a superreacción y afinar coii ello su perfecto funcionamiento. Al mismo tiempo nos da un medio cómodo de compensar, dentro de ciertos límites, el estado de carga o descarga de la batería de alta tensión. Nada de particular ofrece la construcción del transformador T i y sólo hay que hacer resaltar que el micrófono M se intercalará en lá posición de emisión del conmutador emisión- recepción entre el más cuatro voltios y una toma variable M sobre la pila de polarización (por regla general una pila de nueve voltios) de modo de añadir como tensión microfónica una parte de la tensión de polarización a la de caldeo de filamentos y tener, por tanto, un ataque más potente para la lámpara moduladora. El micrófono M es un micrófono de limaduras. Labobina de choque T 2 está ejecutada en forma de autotransformador de toma- en medio. En rigor, para ajustar la óptima impedancia de carga del pentodo modulador, del orden de una decena de millares de ohmios, a la resistencia de carga de la osciladora de 4.000 ohmios, sería necesario que la relación del autotransformador T 2 fuera de I a 1,6, en vez de i a 2, como resulta con el autotransformador elegido de toma en inedio, pero, en fin, se puede aceptar en honor a la sencillez sin inconveniente mayor. Está disposición de T 2 en autotransformador permite, por otra parte, utilizar mejor los pocos watios modulados suministrados por el pentodo modulador, y además no intercalar én el circuito de placa de L i más que una parte de T 2 (desde lue o, en la posÍMÓn de emisión) y por consiguiente, dismínmr la caída de tensión. Desde este punto de vista, es preciso escc er Tz con sección más bien excesiva para que 110 sé produzca una caída de tensión de algunos voltios. De no ser así, se corre el riesgo de radiar con el transceptor más en posición de recepción que en la emisión. Por último, la resistencia R 3, próxima-