Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
durante algunos lustros habían dejado dormitar estos anhelos. Sería difícil condensar en un articulo (ni esbozadas siquiera) las múltiples actividades que en orgánico conjunto informan el desenvolvimiento de nuestro Colegio; orientado hacia el futuro, procurando percibir y registrar todos los latidos y pulsaciones de la clase, tanto si afectan al orden económico como al científico o al profesional. Como única demostración de tal aserto (única para no incurrir eti un defecto que pudiera provocar el enojo de los ilustrados lectores de esta revista) diremos: que el Colegio hizo suscribir al Sr. Castelló, laboratorista. encargado de la sección de Microbiología, en el cursillo organizado por la Academia de Artillería e Ingenieros de Segovia, acerca de los gases de guerra, cuyas enseñanzas nos transmitió en coiiferencia ilustrada el señor Castelló en el salón dé actos de nuestro Colegio. Nuestro Colegio fué el primero en España que puso en práctica la legislación vigente relativa al socorro de las viudas y huérfanos de compañeros titulares fallecidos, cumplimentándola con el socorro en efectivo metálico entregado a cuatro señoras viudas de compañeros fallecidos en los años 1932 y 1933. Nosotros entendemos que para llevar a buen pnrrto la nave maltrecha de la Farmacia, combatida por los embates de todos los apetitos malsanos, precisamos de la unión de todos los compañeros de buena voluntad, desechando apatías y estimulando todas las iniciativas de solidaridad. Esta es la obra que pueden realizar los Colegios, reunidos por mediación de nuestra entidad aglutinante la Unión Farmacéutica Nacional, ante la que deben borrarse los antagonismos de grupos y trabajar por la verdadera elevación de la clase, ahogando los egoísmos suicidas, honrándonos con pertenecer a ella y honrándola con nuestra actuación profesional. En la aplicación del nuevo Reglamento del Colegio, redactado de acuerdo con el nuevo Estatuto sanitario, con la ayuda de un gran número de compañeros, esperamos, los que constituímos la Junta de gobierno de este Colegio, tan inmerecidamente presidida por mí, encontrar el cauterio y el bálsamo eficaz para nuestras lacras y nuestros dolores; por lo menos así lo deseamos de todo corazón. Tal es la marcha impresa a nuestro Colegio, persuadidos de que para pedir lo primero es merecer y los merecimientos no se adquieren censurando en la mesa del café políticos y política, sino laborando individusu y colectivamente. José Efarque Yiílar í resíaetae del Muy Ilustre Colegio de Valencia. Famtacmiico mase, y fem. Prepáraselo pluriglandular paro combatir io OBESIDAD. T E S T O G A i y mosc. y TCLIGAIK fem. En todos los trastornos genitales endocrinos. Representante: G U i L- t- E R M O H O E R N E R Casanova, núm. 174. -BARCELONA.