Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
sea de mayor ni de menor duración que la ordenada por el médico. En suma, el triunfo científico no ha consistido en producir un elemento igual al radio, sino en superar a éste, creándolo de manera inagotable y facilitando su empleo. Precursores y descubridores. Aquellos remotos abuelos de las ciencias fisicoquímicas; aquellos alquimistas tachados de soñadores y visionarios y perseguidos y calumniados en los tiempos medievales; aquellos buscadores de la piedra filosofal, poseedora de virtudes para confeccionar el elixir de la larga vida y para operar el prodigio de convertir en oro noble a los metales bajos; aquellos hombres que, a ejemplo de Alberto el Magno- -elevado por la Iglesia a los altares, -Van Helmont, Basilio Valentín, Marqués de Villena y otros más, intentaron y persiguieron, sobre la base de la afinidad o fuerza de combinación, la trattsmutación de la materia, no eran alucinados ni embaucadores; eran sabios, pero su sabiduría intuitiva, empírica y muy superior a la. de su época, no bastaba para dar realidad práctica a sus concepciones; bastó, sí, para descubrir el antimonio, el fósforo, la La teoría y a práctica. pólvora, las fuerzas entonces misteriosas de la electricidad y del llamado magnetismo En los laboratorios, singularmente, en el animal o fluido hipnótico. No alcanzó a de- Instituto del Radio, era conocida la teoría mostrar la verdad de su teoría. Habían de pasar siglos y siglos antes de que la demostración se cfectua. se. Y ya se ha efectuado. En esta hora es de justicia inclinarse con todo respeto ante la memoria de los alquimistas y rendirles la gloria que merecieron gloria de precursores. Concretamente, en lo que se refiere a la radio- actividad, los títulos de inventores CÜrrespmiden: en primer término, a Pedro Curie, que halló el radio, y describió y aprovechó sus propiedades; luego, a su discípula, colaboradora y esposa, María de Curie, que completó la obra de su compañero y de- scubrió la existencia del polonio; más luego, sucesiva o simultáneamente, a Rutherford, Cockroft, Fermi, Lawrence y Lauriston. Y antes que a estos cinco últimamente mencionados, el triunfo pleno y definitivo de la conquista de la radio- actividad artificial ha de ser atribuido al doctor Joliot y a su consorte, la profesora Irene Curie, que acaban de recibir la consagración oficial de su descubrimiento con la concesión del Premio Nobel de Química. No exi. ste más elevada recompensa internacional en el mundo científico. u n PROTÓN xj NEUTRÓN peut- í I t, m u t e r e n) un ELECTRON 4! POSITIF en obADPbcard: lenergic du chcx: S Í N T E S I S D E LAS DOS F U N D A M E N T A L E S CIONES CORPUSCULARES TRANSFORMA- UN PROTÓN. EN EL SENO DEL ÁTOMO, ENGENDRA UN NEUTRÓN Y UN ELECTRÓN l OSITIVO. EN ESTIt C. SO TÍPICO DE LA T R A N S M U T- Í V C I Ó N POR RADIOACTIVID. UJ ARTIFICLIL, EL ÁTOMO ABSORBE UNA ENERGÍA PROCEDENTE DEL EXTERIOR Y PRODUCIDA POR CHOQUE xia NEUTRÓN f jn PROTÓN et muter en u n ELECTRON NÉGATIF en. dégogeoní de Vémrgie UN NKUTRÓN ENGENDRA A UN PROTÓN Y A UN ELECTRON NEGi TIV 0. ENTONCES Slí PRODUCE UN DESPRENDIMIENTO DE ENERGÍA INTERIOR EN EL ÁTOMO. tSTO ES LO QUE SUCEDE EN TODA EMANACIÓN DE RADIOACTIVIDAD NATURAL, ESPONTÁNEA