Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
(África occidental francesa) y otro en Río Janeiro (Brasil) llamados a desempeñar, tanto por la estrategia de su emplazamiento, como por la organización estatutaria de su funcionalismo, una magnífica labor en la lucha antileprosa. Tres principales orientaciones se han asignado a los citados Institutos. La primera, investigar cuáles son las vías de introducción del virus leproso en el organismo, para poder acentuar científica y socialmente la profilaxis. La segunda, intensificar las experiencias en busca de un tratamiento, cuya acción sea más rápida, más eficaz y más cómoda que la de los actuales. La tercera, acoger a los leprosos, otorgando a su vida espiritual, tan llena de fatalismos y de melancolías, la consideración y el consuelo de una perfecta moral cristiana. En Senegal, Niger, Sudán, Guinea y Dahoniey, se han establecido centros de inmunización contra la fiebre amarilla, para vacunar a todos los individuos que habitan las zonas en las cuales pulula el mosquito Stegoniya, trágico transmisor de la enfermedad. También en varios países europeos y americanos se tiende a suprimir la centralización de los Institutos antirrábicos, organizando la vacunación a domicilio ya que la facilidad de comunicaciones terrestres y aéreas, permite el rápido envío de personal y material a los centros rurales. Una rápida ojeada a la labor científica que la Medicina puede mostrar como balance de 1935, nos indica el esfuerzo de los experimentadores por desentrañar hasta los detalles más nimios de multitud de hechos clínicos y fisiológicos hasta la fecha no aclarados satisfactoriamente. También se han publicado multitud de trabajos científicos de patente originalidad. A la memoria acuden, entre otros, el método de angiografía cerebral del profesor Moniz, de Lisboa, cuyo procedimiento diagnóstico aclarará el misterio de tantas lesiones de sistema nervioso, sospechadas y no localizadas. Los estudios realizados sobre el falso parkinsonismo de los obreros de las minas de manganeso, de la India, Rusia, Japón y ambas Américas. Los trabajos sobre intolerancia individual en los cuales se establece una curiosa diferenciación entre la palabra, el hecho y la idea. La crisis económica que aflige al mundo, ha exacerbado los casos de alimentación deficiente, y los transtornos que esa triste penuria alimenticia ocasiona en los diversos órganos y funciones, han motivado interesantes trabajos científicos. Latentes siguen los grandes problemas que plantean las dos terribles plagas de la Humanidad. Cáncer y tuberculosis. El misterio sigue envolviendo la etiología de los tumores cancerosos, a pesar de la tendencia de muchas escuelas científicas que si- guen persiguiendo la existencia de un virus filtrable e infravisible como único agente productor del cáncer. El problema de la tuberculosis pulmonar ha mantenido en 1935 su rango de máxima preocupación social, resé a los avances de la terapéutica y a la moderna cirugía torácica, la cura sanatoriaí sigue siendo la más potente arma de lucha contra la peste blanca Doblemente eficaz, pues a su potencia curativa une la profilaxis ciudadana por el aislamiento de los infectados. En España, las autoridades sanitarias han iniciado en este año una política de incrementación del número de sanatorios. El de Torremolinos ha pasado a depender del Estado. Recientemente se ha inaugurado el de Sierra Espuña, y según informes fidedignos los proyectos de construcción de ocho sanatorios, perfectamente dotados, han vencido ya todos los trámites legales para su aprobación. Asimismo y con éxito notorio se há creado en el sanatorio de Valdelatas un servicio de embarazadas tuberculosas, con separación absoluta del recién nacido. ¡5 P. CO 0 vidas españolas arranca anualmente el bacilo de Koch! Si, según dicen las estadísticas, por cada uno que muere de tuberculosis, hay diez con lesiones en actividad, medio millón de ciudadanos espera la protección estatal para que el reposo, la sobrealimentación y el clima de altura, unidos a los restantes métodos de tratamiento, restauren la salud minada por el incesante avance de las lesiones tuberculosas. En centenares de Congresos nacionales e internacionales se han discutido en este año los más palpitantes temas de las diversas disciplinas médicas. El X Congreso internacional de Historia de la Medicina y el primero Pro Médico celebrados, respectivamente en Madrid y Zaragoza, lograron gran brillantez en sus discusiones y conclusiones. El Congreso Internacional de Aparato digestivo celebrado en Bruselas en agosto último, negó la especificidad del pretendido diploestreptococo de Bargen, que los americanos presentaban como productor de las colitis, aceptando el criterio de nuestro compatriota el doctor Arreses, que ya en el Congreso de Barcelona de 1933, había negado la existencia de un germen específico de las colitis. Múltiples hechos y comentarios faltan en este balance médico de 1935. Incluyámoslos en el olvido. Junto a este año que va a morir. Año de zozobras, de inquietudes y de tristes presagios. Quiera Dios que 1930 lleve a los espíritus ía paz y el sosiego. Una y otro sin indispensables para el engrandecimiento patrio. Y las naciones prósperas y florecientes saben presentar como emblerña de poderío sus avances médicos y sanitarios. Dr. José Sanz Beneded.