Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
pecies entomológicas que señalan las etapas de descomposición de un cadáver- -la coincidencia de la fecha en que las niñas se ausentaron de sus hogares con la del día en que las pequeñuelas sucumbieron aplastadas por el derrumbamiento del socavón donde se refugiaron para guarecerse momentáneamente de un aguacero. Las cuestiones sociales han sido modernas impulsoras del desarrollo de la Medicina legal, imponiéndole la obligación de dictaminar acerca de la verdad y de la simulación o provocación intencionada de las llamadas enfermedades profesionales y de los accidentes del trabajo. en cuestiones judiciales, ha obtenido resonantes triunfos demostrando- -por medio del análisis- -que un individuo, detenido como sospechoso, era el mismo que había dejado huellas de saliva en una punta de cigarro y en un palillo de dientes. Procediendo de igual modo, el doctor Asada señaló ante el juez instructor a la persona que había cerrado una carta, mostrando que era completamente igual la composición de la saliva del acusado y la analizada al recoger los residuos existentes en la goma del sobre. En este orden de investigaciones se están logrando éxitos asombrosos. identificaciones por análisis. Paralelamente a los progresos de la Medicina se han realizado otros muy importantes en la Criminología. El descubrimiento de Alfonso Bertillon, la identificación por medio de las huellas dactilares, abrió un camino Las huellas de los dientes y de un pie. Un ladrón, después de limpiar cuanto pudo en una casa, se encontró en el comedor un pastel tan grande como apetitoso. Sin detenerse a partirlo, clavó en él los dientes, comió cuatro o cinco bocados y abandonó el resto. Quedaron en el pastel las huellas de los mordiscos y un sagaz y hábil odontólogo utizó el trozo de pastel, endureciéndolo convenientemente, como molde para obtener en yeso una reproducción de los dientes del ratero. Y esa reproducción sirvió a la policía para identificar al delincuente. HUELLAS DE UNA MANO ENSANGRENTADA, e U E PERMITIERON DESCUBRIR EL MISTERIO DE VARIOS ASESINATOS científico para auxiliar poderosamente las investigaciones judiciales. Así el ilustre doctor Hirszfeld ha reconocido a un criminal mediante el análisis del sudor y de las partículas de epidermis o descamaciones del cutis que recogió de una camisa recién usada por e! malhechor. Haraguti, médico japonés especializado El, PROFESOR LACASSAGNE, CELEBRE POR SUS DESCUBRIMIENTOS CRIMINOLÓGICOS