Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA PARÁLISIS ESPINAL INFANTIL C EL ILUSTRE DR. SUÑER, EMINENTE ESPECIALISTA DE ENFERMEDADES DE LA INFANCIA. ONSTITUYE uno de los más terribles impregnando con él cuanto se pone en conazotes de la infancia. No es la morta- tacto con las mismas. lidad, con ser en ciertas epidemias Esta resistencia del germen y su gran dibastante acusada, lo peor dé este- proce- fusibilidad hacen inmediatamente comprenso. Son, ante todo y sobre todo, sus cott der la extoisión que rápidatnénte aTcanzan secuencias irremediables, las parálisis más o los casos en todas las eptcíemías. Mas con ser menos completas, las que originan el espan- esto un hecho de inmensa significación para to en las familias al pensar que pueden ver el estudio de la epidemiología y contagio convertidos en o s días, a veces en horas, de la enfermedad, todaina queda como cirnmos sanos y vigorosos en inválidos perma- cunstancia casi misteriosa lo inéxpli l te del nentes. conts io, por lo menos eh apariencia, en la Con ser muchas las incógnitas que las en- mayoría de los casos, aunque acttíaknente se fermedades infecciosas presentan a los ojos; conocen muchos aspectos y condiciones del de los investigadores, pocas como la para- mismo. lisis espinal infantil ofrecen por lo que se Constantemente vemos cómo un niño cae refiere a sus ausas y al modo de propagar- gj encuentren antecedentes de otros se, mayores obscuridades. enfermos en la misma localidad; con mucha Aun hay dudas acerca del germen mismo frecuencia se recuerda otro caso en un pueque la produce agente ultramicroscopico, y i o más o menos alejado, sin que pueperteneciente a la categoría de tos virus fil- establecerse una relación directa o i trables, objetos, en los alimentos, durante me- ponden a las grandes pandemias, és raro endotado de una resistencia tel a en los uuj iuj, cii xvK. jiuicuiu uui i; las t a del último paciente con el primero vy cii IOS uií r atacado e n familias a e influencias que sobre i, ses, ofreciendo una él se ejercen fuera del ees TM cuyos hijos viven todos en gran resistencia, incluso I1, i S t T a- antisépticos, como disoluciones de 1 numerosas, r J f J los las i organismo iLnano, que, per ra en él polvo, contacto. 2 5 agua oxigenada al uno- y al dos por ciento. Las estacUsticas apoysui esta circunstancia, En el agua se conserva con su virmcáicia durante semanas enteras; lo mismo sucede en observable por los médicos, con cifras que la leche; y en el hombre sano o enfermo que demuestran cóino; éa las epidemias no enferlo guarda con todas sus nocivas propieda- ma más del 1 0 20 por diez mil habitante des se le halla en la feri en el árbol res- en los psúses ciyilizadtK. piratorio y en el intestino, siendo conducido Ello demuestra que la predisposición a paal exterior al toser, por medio de las goti- decer la parálisis es ráatívamente escasa, tas de saliva, asi como las evactiaciones in- sin que esto signifique que los no predispuestestinales transportan el mencionado virus tos no puedan convertirse, muchas veces, en