Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
diñaría inteligencia, es, en el fondo y en el jH- opia pluma autobic práfica; de las mujeres total, la historia de una noble porfía entre habló Ramrái Cajal con cierto desdén essu amor a lo dinámico y su paciencia de es- céptico, burlón y compasivo, como un tudioso: entre sus apetitos de hombre ávi- Nietzsche sin soberbias de superhombre, co. do de vida material y su severa disciplina óe mo de vue de experiencias que acaso fuesabio. Nadie pudiera escribirla mejor, y al ran desafortunadas por el poco interés que fin, en las- últimas páginas, bien pudo es- puso en ellas, seg ún los que gustan de todas tampar don Santiago aquellas palabras inol- las mujeres, pero sólo aman a una. Y que vidables y orgullosas de Cervantes: Tate. amaba a una sola, con hidalga gratitud, pruétate fóUóncicos, de ninguno sea tocada balo el hecho de qué hombre tan esquivo Después de este libro. Heno de gracia gal- en mostrar sus sentimientos, porque también dosiana, muy a lo buen literato español, los contra ellos porfiaba su austeridad, tan puotros, como Citarlas de Café y El mundo doroso de su corazón, que sólo quería sentirziistoa los ochenta años, amén de algunos lo palpitar en su cerebro, publicara en su científicos de los que nada dije, que ya di- autobiografía el retrato de su mujer y escen la fama y los sabios del mundo, y yo ni tampara en l a- leyenda estas palabras: alabarlos puedo; pero en los otros, en los de porque. mi compañera, con su abn r ción mi oficio, que de él hubiera querido apren- y modestia, su amor al esposo y a sus hijos der, siempre hallé un pensamiento perso- y su espíritu de heroica economía, hizo posinal e imparcial; una expresión claira como ble la obstinada y oscura labor del que escorresponde a lo bien pensado; una gran uni- cribe estas líneas versalidad de conocimientos; una asombroObstinada, s í pero íio obscura, sino, por sa agilidad mental; el fermento de una vasta cultura clásica; el desenfado y la destreza obstinada, luminosa, la labor del grande del escritor de raza, y aquel buen gusto de hombre que prendió en el cielo de la cienarte que le acompañó toda su vida y era lo cia del mundo una limpia estrella española. La figura de Santiago Ramón y Cajal es más precioso de su espíritu. Dábanle renombre de Don Juan los chis- una cumbre más entre las muchas señeras de mosos de su tiempo; pero de un donjua- nuestra historia, y crece cada día y será nismo sin temblores de misterio y sin blan- más alta aún cuando ya no podamos verla duras sentimentales, más a lo burlador que nosotros, cuando los siglos hayan abierto a lo galán apasionado, más fisiológico que tras- ella su perspectiva de inmortalidad; tierno, y no debió de ser injusta la fama a Telipe Sassone. juzgar por involuntarias traiciones de su RREI ARAClOniES RECCKIiEIVDAUAS PCMt EMinUElVCIAS IHEIMCAS ¡X Ja P o l o s (Polibromural y Bromoyodurol) Histerismo, ataques epii ¿pHcos, etc. (Pomodo) Herpes, eczemas, eritemas, impéttgos, etc. (Jorobe) Cotarros, los, tuberculosis. Reconstituyente recolcHkante. Sancionado por Iqs emi nencíos. Específico poro to curación de lo otonfei Intestinal. Liquida y pomada. El más pocieroso onti ptico y cicatrizante; no es trrflonte ni tóxico. Eczemacura: Pectobeitzol: R d Cl I I i m i tyt Vasetatum: C l O r O D O l S curoPeotoiityedable Xiela: r ííÍ 5 JT i! í ofec, aón y reslalMecimiento de los tíonés de las iitaa res Mratorias, Lttbr r at o r i o Prado, YNESTRHXAS ALTA PL- BUCIDAD XIELA SEPORTAJSg KAMIREÍZ- DOMINGO 15. -AlADRID