Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C- sBr í INSTITUTO DE BI 0 L 06I A Y SUEROTERAPIA IBYS STA entidad, nacida al calor de un noble afán, cual es librar a nuestro país de la tutela extranjera en todos los aspectos, se impuso como labor a realizar el logro de esta aspiración en lo que se re- fiere a las industrias biológicas, químicas y de aplicación terapéutica y profiláctica. El fuerte impulso despiojado por nosotros fué motivo de un acrecaitamiento de las actividades de otras casas similares, que, en unión de nuestro esfuerzo, han hecho posible el logi- o de lo qué considerábamos la primera parte de nuestro pr rama: la captación para nuestro país del mercado de productos biológicos para medicina humana. Una estadística comparativa realizada en estos momentos demuestra que este mercado, todo él o en su casi totalidad, en poder de las casas productoras extranjeras en el año 1919, está hoy bajo el control de las casas productoras españolas, que, además, y sin que ello suponga inmodestia por parte nuestra, poseen un crédito de tan alta estimación il que tienen las mejores del extranjero. Muy reciente está la fecha en que hemos iniciado la segimda parte de nuestro programa: la elaboración de productos de medicina veterinaria, que poseen también un amplio mercado y el cual en casi su totalidad era tlominado por casas extranjer: is. E A pesar del poco tiempo transcurrido, tenemos ia satisfacción de afirmar sin jactancia V aro Hando una frase de algún competidor nuestro, en este aspecto, ue el pasado fué de ellos, el presente de duda v- el porv- enir será nuestro C Simultáneamente a esta nueva actividad, hemos iniciado también la de la elaboración de productos químicos con fines terapéuticos. Hemos i uardado el momento en que España disponía de un plantel de hombres perfectamente preparados para esta modalidad química, motivo de gran satisfacción para nuestro país, puesto que ve para plazo no lejano una escuela química de gran envergadura, de suma importancia r a muchas modalidades de nuestra economía. El futuro nuestro, o sea, la fase final del programa trazado, será tender a lá nacionalización en su mayor grado posible de las industrias químicas en relación con la medicina humana y veterinaria, claro es que ello no pretendemos lograrlo con nuestro esfuerzo únicamente, sino que contamos que a la par que nosotros, cooperarán en esta gran labor de obra patria, las demás entidades españolas. ¿Conseguiremos nuestro empeño? ¿Lograremos terminar nuestra obra? Afán y voluntad no han de faltamos. Un fuerte optiinismo nos anima, pues contamos con el estímulo de la cooperación que nos han dispensado las clases sanitarias españolas en todo momento. Vn Adolfo Cervera Seereiarto T ¿CHÍ. TO del InjstiiiOo de jr S- ueroierafia Ihys BioÍGgú