Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
í EL MORITO NOS VENDIÓ NUESTRA CENA: PLÁTANOS DE LA SOMALIA ITALIANA acuerdo y lo reconoció en la convención de 1925 y aún hoy, hace poco, dio Mussolini explicaciones muy claras para tranquilizar a Inglaterra a este respecto. Pero a Inglaterra no le basta con haber garantizado su sistema Lago Tsana- Niio Azul, llamado el castillo de agua de Egipto Inglaterra mira con ojos codiciosos a Etiopía, y ya en 1914 había preparado una gran expedición militar que el estallido de la guerra europea le impidió llevar a cabo. Las tentativas de dominio inglés sobre Abisinia son muy viejas ya en 1905 creó el Bank of Abyssima, filial del National Bank of Egypt, que era cosa suya, y procui- ó obtener en Etiopía una situación de privilegio y trató de internacio- nalizar la Compañía Imperial de Ferrocarriles Etiópicos que había sido creada con capitales franceses, y no lo consiguió por la tenaz oposición de Francia. En 1906 se firmó el acuerdo tripartito, de Francia, Inglaterra e Italia, en el cual no fueron bien tutelados ni respetados los derechos italianos, y ya desde aquel tiempo trataba la Gran Bretaña de internacionalizar el imperio abisinio para detener los progresos de Francia- -a Italia no la hacía caso- -reservándose la decisión de cambiar de política y de cancelar en su momento oportuno dicha internacionalización, y el momento oportuno le pareció que había llegado inmediatamente después del Armisticio, en 1919, cuando inventa