Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
metros en el inisnio tiempo, con un gasto de cinco litros y s eis decilitros cada cien kilómetros, y con el típo rápido, p sea el último, se harán 205 kilómetros por hora, consumiendo cinco litros por cada cien kilómetros, y éste es el caso a que aludíamos en el titulo del presente trabajo: un coche setenta y cinco por ciento más barato y ESTE AUTOMÓVIL, IDEADO TAMBIÉN POR M. ANDREAU, SÓLO TIENE TRES ochenta y cinco por RUEDAS, Y POR SU PORMA DISMINUYE EN UN 7 9 POR I p O LA. RESISTEN- ciento. más veloz. CIA DEL AIRE. PUEDE ALCANZAR VELOCIDADES HASTA DE J 7 0 KILÓMEAlguien s u p o n d r á TROS- POR HORA que estos coches, cuya con 15 caballos y 300 gramos por caballo- silueta aparece con estas líneas, tendrán poca hora, sólo consumiría seis litros por hora; estética, pero pronto puede desengañarse es decir, tres litros por cada cien kilóme- quien tal crea, aun sin ver los grabados, sólo tros. Compárese este consumo con los diez con pensar que los animalesque. por su con (nominales) de los coahes en uso, y se reco- formación tísica, pueden alcanzar mayores nocerá la certeza de las deduccipnes que velocidades, distan mucho de ser antiestétiquedan consignados. eos. No creemos necesario recordar los nomTres son las formas de cpche que el irt- bres de las aves o de los peces, sobre todo geniero Andreau ha estudiado, teniendo en éstos que en densidades muy superiores a cuenta la colocación del conjunto respecto al la de nuestra atmósfera, nadan con rapidez piso, la importancia de la superficie frontal no alcanzada por ningún buque, y el funcionamiento de los elementos del Otra ventaja, no desdeñable, ofrece la forcoche entre sí. Reproducimos los aspectos de nm de esos automóviles: la de que apctias estas tres formas, una de las cuales fué la actúa sobre ella la fuerza frenadora de los presentada al concurso de la Sociedad de In- vientos de costado, mucho más importante de genieros del Automóvil. Como sé ve, eg un lo que la generalidad de los automovilistas coche de turismo, con sus cuatro ruedas se figura. E n este aspecto, la seguridad que normales. La segunda corresponde a un co- ofrecen lo. s coches usuales se duplica con las checillo económico, que no cuesta más que nuevas forrnas. 8.000 francos, y es la que presentó en el Sólo este detalle habría de influir, si no concurso. Tiene tres ruedas nada más. X a hubiese algo más considerable, en la acepiúltíma es de un coche deportivo itiuy veloz, tación de los tipos de coche ideados por el que puede tomar parte en competiciones de ya varias veces nombrado e ilustre ingenierapidez y se transforma fácilmente en co- ro francés, checillo de carreras. ¿Se podrá dejar a los aUtomovili, stas que Con el primer coche se disminuye en un corran a rarzón de 150 kilómetro. s o más por cincuenta y tres por ciento la resistencia del hora? Con carreteras como las nuestras, aire; con el segundo, en un setenta y nueve por ciento, y con el último, en un ochenta y siete. Añadiremos que si se instala en esos coches uno de esos motores de diez caballos que permiten a los coches corrientes caminar a cien kilómetros por hora, con un consumo de catorce litros, con el de turismo de cuatro ruedas se rebajará este consumo a siete litros y ocho decilitros; con el de tres ruedqs se podrá COCHE T E TRANSICIÓN LLAMA A ÉSTE EL INGEJJÍÉRO INVENTOR TAKTAS VECES NOMBRADO EN ESTE ARTÍCULO, COMO SE VE, F- S XTN AUTOMÓVIL DE TURISMO, CON SUS CUATRO RUEDAS, CONSUME POCO, CORRE llegar a los 17 a kilo- MUCHO Y ES O SEHÁ BARATO