Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL COCHE ULTRARRÁPIDO DOS TERCERAS PARTES MAS BARATO. CINCO SEXTAS PARTES MAS VELOZ -Entre éstas, podemo. s estimar como verdaos proyectos del ingeniero francés Jean Andreau, recientenieníe expuestos en deramente prácticas y eficaces el mavfir cuila importante revista Sais Totif, dado de la línea, la desaparición de los esiniciaron en el autonioviHsiTi i una compe- tribos, la ocultación de las ruedas, el enihatencia de perfecciones cuyo comienzo se se- timiento de los faros en las. aletas, con todo ñaló con la aparición de los coches aero- l cual se ha reducido considerahleraeníc la resistencia del aire, y, por tanto, se ha lodinámicos. No es posible imaginar hasta dónde pue- grado una economía no menos considerable den llegar estas perfecciones, si siguen la de gasolina. marcha de otros inventos modernos, que se I a S. I. A. (Sociedad de Ingenieros del superan de día en día, como ocurre con la Automóvin examinó ios trabajos del ingenavegación submarina, la aviación, el telé- niero Andreau. y. ios resultados que obtu. fono y la radio. vo de sus iniciativas. El aerodinamismo empieza a conquistar Muchas inexactitudes circulan acerca de los trenes, que no tardarán n desaparecer la resistencia del aire- -dice ol inventor- para el servicio de viajeros si no procuran pero yo he podido convencerme que, tratánmejorar sus condiciones, y muy principal- dose de velocidades inferiores a los cien kimente- U velocidad; pero esto de los trenes lómetros p r hora, esa resistencia no signiS va más despacio... fica nada, y como consecuencia de esto puePara el comprador, para el usuario, este do afirmar que el aerodinamismo es nnicho apresuramiento de la perfección automovi- más eficaz para velocidades inferiores a cien lística es origen de indecisiones y de con- kilómetros por hora que para las superiores. fusión. Hace poco más de dos años le ofreBastaría un motíjr de quince caballo. s para, cieron como novedad sensacional el tipo ae- que se pudiera rodar a razón de doscietitos rodinámico; en este año, un nuevo avance kilómetros, si sólo hubiese le contarse con presenta el superdinániico; los últimos co- la resistencia del rodaje; pero para alcanches que conocemos, más estilizados, podrán zar esa velocidad, con el mismo coche, en llevar el apodo de hiperdinámicos. Y así las circunstancias actuales, la fuerza del mohasta agotar las posibilidades del idioma. tor no podría bajar de doscientos cincuenta Sin embargo, la innovación forcejea con caballos. Quiero decir con e. sto que los cola rutina de los automovilistas, con sus pre- ches muy rápitlos no tienen que ser, en lo juicios, con la moda, mejor dicho, con lo sucesivo, coches de lujo, pues no será necesaque muchos siguen considerando moda y les ria la monstruosiílad de sus motores. Más aún, resultaría ecfmómico un coche así. que lleva a calificar át. esnob ¡s? i las innovaciopara velocidades de doscientos kilómetros, nes atrevidas. U i ASI rVKííK SER EL COCHE URTRARRAPIDO OÍX INGKNIEKO FKAXCES M. ANDREAU, QVK OFRECE I- A MÍNIMA RESISTENCIA AL AIRE Y PtTEDE ALCANZAR VKLOCID. A. ÜES M Ú X SUI ERIORES A L. S OCE NO ASPIR. A, DE SEGITKO, XI EL MÁS AKRtESGADO ACTOMOVILISIA