Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
trajes de diario, el labriego, el trajinante, la moza que servía a la mesa. Aquello no era típico, pensaron; suponemos nosotrtis pensaron- -pues así se dijo- ya que el truje no conservaba ios elementos que... Pero ahí está la cosa: ¿qué elementos? ¿Los elementos antiguos? i Los- que se han conservado al cabo de años por la sencilla razón de que ya no se usan? ¿Ha de considerarse como típico sólo aquello que pasó al fondo del arca y adquirió de esa manera un- Borras Casanova. nuevo valor arqueológico? Nos inclinamos ¿Quién es este Borras Casanova que ex- a creer que habría no poco de esto, porque pone toda una obra de años en el Círculo... si bien, por ejemplo, la moza del cuadro de Así nos preguntábamos queriendo recordar. que hablamos vestía con alguna que otra Hasta que, por fin, el autor nos sacó de du- prenda, procedente quizá de la moda de das. En el concurso de trajes regionales fué estos días y carecía, por lo tanto, de abodeclarado fuera de concurso- -aunque luego lengo también fué rechazado- -aunque después admitido- -un cuadro de este artis- igualmente admitido más tarde- -un cuadro ta, pura y simplemente- ¡oh, dato digno de en donde aparecía un andaluz con sombreguardarse bien guardado, para que dé fruto ro sevillano, chaquetilla corta y zajones. en su día! -4, porque el autor había copiado ¿Por qué no considerar a los zajones la realidad misma dé un patio de casa rural como género regional y sí en cambio una o de mesón, en donde aparecían con sus montera asturiana? No hay más que una diferencia: que lo uno sr- es regional y además de serlo es de uso, y, en cambio, lo otro, no; es arqueológico. Cualquier persona andaluza- -ya señor, ya campesino- -puede calzarse zajones y usar sombrero de ala ancha sin que haya con ello nada insólito; en cambio, no puede nadie vestirse de maragato, no siendo Carnaval y no yendo a un baile de trajes. Pero e s t e a s u n t o ahora es lo de menos. La c u e s t i ó n es que el autor de quien sólo c o n o c í a m o s el cuadro a que nos hemos estado refiriendo, llega de su rincón de provincia aragonesa y nos enseña treinta y tantos cuadros, todos ellos de importancia y de trabajo. ¿A qué téiidéñciá pertenece este pintor? ¿Qué se p r o p o n e? i Qué hace? En el fondo, Borras Casanova es un hombre en quien van entremezclados el pensador y el soñapoder ponernos a saborear ese bouquet de trato humano. Por eso nos ha encantado, al entrar en la sala del Círculo, poder hacernos la ilusión de que, sin dejar el deber y el quehacer, nos hallábamos con gente amable y grata a la que da gusto oír y a la que da gusto mirar, siendo además presentadas con agrado de feminidad por una muchacha sensible. Cabeza de nina óleo, iKO GaTsae de lÁñán. (Círculo de BteJlas Artes.