Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
tas, son ios responsables de que el obrero, en su mayoría inmensa, sienta odio liacia la clase patronal de una manera genérica, lo que explotan los agitadores ante los ojos de la masa trabajadora, para hacer responsable a la colectividad de lo que no es más que la obra de unos insensatos. Créame usted: se impone Una labor de profilaxis, tanto en las filas obreras como en las patronales. En lo que se refiere a la primera, nosotros vamos a intentarla, frente a todos los riesgos. Principales temas a tratar en el Congreso. -Se discutirán en este nuestro primer Congreso Nacional importantes ponencias relacionadas con los más vivos problemas (ue tiene actualmente- planteados la clase roletaria: paro involuntario, cooperativismo y mutualismo, seguros sociales, trabajo de la mujer, cultura obrera, cuestiones agrarias y régimen paritario. ¿Qué soluciones presentan ustedes al más apremiante de cuantos problemas ha mencionado: al paro forzoso? -Sólo puedo hablar aquí en nombre pro io, pues no sé en qué sentido ha de manifestarse la asamblea. Para mí éste es el asunto de mayor trascendencia y al que la sociedad debe abordar, aunque no sea más que por espíritu de conservación, con la mayor diligencia. Hay que acometerlo de lleno, poniendo en juego todos los esfuerzos, entre los que no debe faltar el de los. obreros que trabajan. Ello podría obtenerse a satisfacción de éstos si su colaboración se dedicara a la vez a crear un seguro de paro del que pudieran ser beneficiarios en su día. A la obra habría que llamar a los patronos y al Estado. Contribuirían los obreros con un modestísimo tanto por ciento de su jornal; los patronos habrían de aportar otro tanto por cada jornalero que empleen, y lo mismo el Estado. Con los millones así obtenidos podría abordarse con eficacia tan angustioso problema. Para allanar dicha solución, y también por razones de humanidad, debe suprimirse el aprendizaje en los talleres y fábricas, y adelantarse la edad de retiro. Claro es que ello habría de ser a condición de que paralelamente se constituyesen escuelas profesionales para aprendices, ayudando económicamente a los padres por medio del subsidio familiar y estableciendo una decorosa pensión de retiro que dejara libre de preocupaciones materiales a quien había ya cumplido con la sociedad al desarrollar una larga vida de trabajo. Otro factor que aliviaría el paro sería la reglamentación del trabajo de la mujer. Destinada ésta a regir su hogar a educar a sus hijos, solamente debe permitírsele trabajar en casos excepcionales, tales como el de las viudas y el de las hijas que hayan de sostener a sus padres ancianos, etc. Lo que no puede permitirse es que señoritas que no NUEVO TRATAMIENTO DEL Reumatismo AGUDO Y CRÓNICO TUMEFACCIONES ARTRÍTICAS. DOLORES ARTICULARES E INFLAMACIONES MODERNA ORIENTACIÓN PARA TRATAR CON EL MAYOR ÉXITO ESTA A F E C C I Ó N EN SUS DISTINTAS FORMAS LOS EFECTOS DEL EIERLILO SE DEJAN SENTIR A LOS POCOS DÍAS DE SU EMPLEO, CEDIENDO LAS MOLESTIAS Y RECOBRANDO MOVIMIENTO EN LAS ARTICULACIONES FRASCO PARA TREINTA DÍAS DE MEDICACIÓN: PTAS. 7,30 ¿s un firadudo- dd o o t LiifmcanÁa