Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
riza, desde hace diez, y ocho meses, a la 2,73 ha. subido en. 1933 a. 3,34 En eT economía británica? curso de los seis prirflerós meses- dé 1934, Lo cierto es que Inglaterra vive actual- Bélgica consiguió elevar su exportación a mente de, sus rentas, que, no son inagota- Inglaterra desde, un valor de 811 millonesbles. Que la crisis perdure algún tieinpo, de francos belgas 915- en cantidad, de e Inglaterra se dará cuenta de que la pros- 6,9 millones de quintales m, étrico? a ii, S, peridad que actualmente goza le cuesta bar- mientras que las exportaciones de Inglateto cara. Ya el obrero inglés ve que las rra a Bélgica mermaban en valor y eri canpromesas que se le hicieron a raíz de la tidad. En el curso del segundo semestre. desvalorización de la Hbr no sé hail Cuín- las exportaciones belgas a Ingleterra seplido. Está descontento, y la conquista. de fialaban todavía un aurñehto de 56 millolas municipalidades por los laboristas en es, mientras que las exportaciones ingle- las últimas elecciones, indica de qué par- sas con destino a Bélgica disminuían en; te sopla el vienta. I73 millones. Conio dice muy bien elmei En los Estados Unidos, el otro gran país cionado periódico belga, es este un éxitodivorciado del patrón oro, la desvaloriza- que infunde ánimos. Y el mismo progresoción y la experiencia de Roosevelt, al m i s- existe con relación a los demás países. Ar- mo tiempo que destruyeron, el ahorro, no gentina importa de Bélgica por valor de IS 2 han podido impedir que el comercio iater- millones contra 330 en 1927; aumentan tam- nacional bajaSe de 13,8 en 1929 a 9,9 bien las exportaciones belgas al Brasil, a- en 1933. Bolivia, a Chlkv a Uruguay, a Venezuela. ¿Cuál es el cuadro que presentan duran- Rusia, a Yugoeslavia, Rumania, a Egip- te la crisis los- países llamados del bloque to, a Irlanda, a. Letoma, a Lituama. a P a oro, Francia, Holanda, Suiza y Bélgica? La I stma, a Hungría, a Indocbma, a Alemarespuesta es que son ellos los que, desde e r punto de vista del paro forzoso y- del j Y esa misma Bélgica acaba de raspar comercio internacional, han sido los mejor el poco de oro que daba en su moneda I Se- ti- aíados. Muchos se extrañarán de en- ha negado a seguir el camino seguro, -perocontrar a. Bélgica en esta Hsta de países re- áspero, que, después de los primeros irolativamente favorecidos, a Bélgica que, en piezos, debía conducirla, a la meta, -la- premarios de una activa minoría de partida- servació- n del franco: y la victoria. sobre, e, l rios de la des valorización y de inf lacionis- paro- y la miseria- Desgraciadamente, el tas, ha visto caer a dos gobiernos cuya ra- franco acaba de ser; desvalorizado p o r sezón de ser no era otra que- la defensa de gunda vez. La experiencia nos demuestra. la economía nacional y del franco, a Bel- sin embargo, quetodos los países que ha gica que acaba de rebajar por segunda vez desvalorizado su moneda, han llevado a cael valor de su moneda. Si existe un país bo esa desvalorización a expensas primerodel qué se pudiese temer eL hundimiento del ahorro y a; expensa de, los; trabajadototar a la terminación de la guerra, ningu- res después. Las: materias primas tcndrá, n no con más motivos que. Bélgica, invadí- que comprarse más caras, lo cual no- facihr da, martirizada y con una moneda diezma- tara la exportación. Necesariamente la vida en sus seis séptimas partes. País- indus- da encarecerá de nuevo. Jamás la desra- trial y sobrehabitado, obligado 3 vivir: de lorizaeión enriqueció a ningún país: Ns iia su exportación, y a luchar. en el extranieto hecho ni hace más que desplazar la forGon tarifas aduaneras cada vez más, elaya tuna. Empobrece a lo- que han ahorrado, das, con restricciones, con contingentes, etc. sin enriquecer a. los que han participado- del Bélgica no sólo ha- vjvido, lo qufi; ya le ahorro de los demás. Todo atentado a. la p r sí es mucho, sino que, en el comerdó estabilidad. de una moneda es un atentado internacional, ha derrotado todos sus ad- al crédito, puesto que ste. se basa sobre ventanos Gon valentía merecedora de los la btiena. fe y sobre el respeto de los coro- mayo: -es elogios, ha hecho esfuerzos so- promisos. brehumanos para adaptarse a la crisis sin A semejanza de Holanda, Suiza pudo li- abandonar el patróri oro. pagando sus deu- brarse de los horrores de la guerra. EÍ sisdas, permaneciendo honrada, tanto para sí tema monetario dé ambas escapó a la tenmisma como para el extranjero. Esto es lo tación de una bancarrota demasiado fácil. que acaba de recordar u n g r a n periódico Permaneciendo intacto. su crédito, afortude Bruselas, Le Soir que demuestra c 6- nadarnente ninguna de las dos Va tetiido mo en el comercio internacional, la posición necesidad de desvalorizar. Para quedar. re- de Bélgica no ha cesado de mejorar. Desde latívamente tranquila y feliz, Suiza ro- quié- 1927 ha pasado del número, 9 al 5. Actual- re más que tma cosa: Aprender a adaj rnente, sólo las cuatro grandes potencias tar su tren de vida a, sus posibilidades; del mundo- -Estados Unidos, Alemania, Inglaterra y Francia- -la aventajan. El porcentaje mundial belga, que en 1927 era de (Del Jourml de Genéve del 7 de mayo?