Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DECLARACiONeS DEL S S MARRACÓ Los problemas sociales y las obras NA de las carteras en que se impone en los momentos actuales un mayor dinamismo es la de Obras públicas. De este departamento ha de ser principalmente de donde salgan los proyectos que han de servir, tanto para engrandecer el solar patrio como para hacer frente a la aguda crisis de trabajo por que: atraviesa España. P o r ello hemos creído del mayor interés conocer el pensamiento y planes del actual titular de esta cartera, don Manuel Marracó, y he aquí lo que nos ha dicho el ilustre político aragonés: A través del ministerio de Obras públicas, ¿cómo ve el panorama social de España? -Los Gobiernos de la República han procurado transformar el estado social de España de manera congruente con los. principios sentados en su Constitución. Y en consecuencia, incrementaron las inversiones públicas en los departamentos de Trabajo, Comunicaciones, Agricultura, Industria y Obras Públicas. De ahí precisamente proviene el desnivel de sus presupuestos, efecto de que la rentabilidad de tales inversiones no es tan inmediata a ellas como hubiera sido deseable en una economía depauperada por los despilfarros pretéritos. Estas ingenuas alegrías no son cosa nueva en transformaciones políticas intensas, y tanto más si los gobernantes del período inicial carecen del freno que imponen en tales reformas el conocimiento experimental de la formación de capitales. En estas inversiones de riqueza pública, dirigidas a mejorar 1 a situación social de un país atrasado, corresponde a este departamento la misión principal. E s cosa sabida y divulgada por las enseñanzas de Costa que nuestra naturaleza no es propicia a una gran producción fácil. E s necesario corregirla mediante trabajos de gran alcance, sufragados por el Podfer público. L a propaganda costista comenzó en lo político a pro de que fuese el Estado él constructor de las obras de riego indispensables en nuestro país para dar á la agricultura un carácter de seguridad sin el cual el crédito no la puede fecundar. Y acometer empresas de producción sin capital suficiente es lo característico de los pueblos retardados. Carecemos de carbón eri cantidad y calidad bastantes. El relieve de nuestro suelo nos, impone costos- d e transporte de mercancías excesivamente elevados para concurrir en las exportaciones con las de aquellos territorios llanos, bien regados por. precipitaciones abundantes y en los que cursos de agua penetran tierra adentro hasta el centro de jos continentes. La calidad mejor de nuestros suelos agrícolas se halla en la España seca y no en gran abui dáncia, pero sí precisamente en la vertiente mediterránea que es la que menos cantidad de lluvia recibe y sin periodicidad oporlnáa. De todo esto se deduce que en orden a la mejora de las condiciones de nuestra producción básica, las medidas necesarias son: agua para el riego, mediante embalses, canalizaciones, corrección de ríos y torr? r ¡ie- 5 y repoblación forestal. P a r a la industiia zación y transporte, racionamiento de las posibilidades d e aprovechamientos eléctricos por la construcción de, -la red que sii toriicé los de origen hidráulico con los térmicos a boca mina utilizando los carbones más pobres. La compensación a las deficiencias naturales indicadas las teneiríos en nuestro clima y en el relieve accidentado del suelo español. No hay en Europa un país de altitud media elevada capaz de rendir fmtos ricos en azúcar y aromas, si puede, median- te el agua d e riego, utilizar las calorías s (r- lares como energía productora. Tampoco lo hay que disponga- -efecto del contraste brusco de altitudes- -de la cantidad de eneijria potencial hidráulica que tenemos a nuestro alcance. Lo que precisa es que sean encauzadas las energías nacionales hacia el apr vechamiento inteligente de todas esas posibilidades. Y esa es la misión del ministeriode Obras públicas. Con esos antecedentescreo posible y hacedero elevar la condiciónsocial del español que trabaja por el átiinento de la riqueza total que obtendría sise le facilitara el aprovechamiento de su labor. Hay que aprobar el. proyecto de obras p ú blicas para hacer frente al paro. ¿Qué política se propone usted seguir para hacer frente al paro obrero? -El paro obrero es debido a varias causas de origen diverso y que conviene analizar computándolas en la importancia de cada una. í s la primera el colapso de ia, producción a consecuencia d e q u e la mejora en la situación de los más desvalidos se ha buscado, no por el aumento de ¡a riqneza total, sino por el reparto de la- existeníe por normas, difereutes. de las que anteriormente regían. E s a s transformaciones juTÍ-