Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1000 z. m 000 1500 1000 500 V. W- ORACION 1 E LA PRODÜCCIONT GKICOM K S P A S O M EX 1 9 liarse la ulterior negociación. En el me de junio vendrá una comisión de industriales británicos a ponerse en relación con ptra de industriales españoles, y entonces escuando se entrará a fondo en la discusión del convenio hispanoinjílés. Ahora, la parte principal de cuanto se hable en Londres hará referencia a la cuestión de divisas, porque, según parece, desean los ing- leses encontrar algunas facilidades mayores que actualmente en los pagos que realicemos y que se retrasan por trabas burocráticas. La producción agrícola española. El ministro de Agricultura ha publicado el Anuario Estadístico de Producciones Agrícolas, correspondiente al año 193. y al I9. í 4 ipara los agrios y el olivo. Se trata de un libro de 371 páginas, magníficamente editado, con profusión de gráficos y mapas, entre los que destaca un excelente mapa con la delimitación aproximada de los cultivos predominantes de la Península, a escala de I 1.000.000. La citada ol) ra cumple así la primordial función de suministrar los sumandos que integran las cifras representativas de cuanto España obtuvo en su a 2i: o en el año de IQ 33, y de su valoración respectiva. Se obserta en dicho Anuario la importante baja experimentada por la valoración de las producciones registradas en relación con la alcanzada en el año anterior; dicha baja es de 1.472 millones de pesetas, imputable a todas las producciones analizadas, menos las de raíces, tubérculos y bulbos y plantas hortícolas, que acusan, entre ambas, un aumento de 52 millones de pesetas. La producción de cereales es la que principalmente influye, puesto que ella sólo representa un descenso de I.I14, millones de pesetas, siguiéndola la de leguminosas con el de ii4, S. Mas es de observar que la comparación se hace con un año de excelente cosecha, la de 1932, y que por ello se acusa de modo tan marcado la diferencia del importe total de la producción. Efectuando la comparación con el de 1931, la baja es mucho más reducida y sin marcada significación. Se dedican Sendos capítulos a los cereales, leguminosas, plantas industriales, viñedo, árboles y arbustos frutales, olivar, praderas artificiales y forraje, prados, dehesas y montes; cuadros resúmenes de su erficie y valoración; consumo de abonos minerales; imiportación y exportación. Los balances de la Banca inscrita. El Consejo Superior Bancario ha publicado las cifras correspondientes al cuarto tiimestre del año 1934, cuya comparación con los anteriores ofrece los siguientes resultados.