Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
En el aspecto industrial deben señalarse también mejoras: el carbón ha seguido 1 año último el alza que empezó a marcar el de i9, J 3, no obstante las nuevas instalaciones hidroeléctricas que se registran en el mundo. La producción de acero se ha estimado en 81 millones de toneladas contra 68 el año iprecedente y los principales metales, cobre, plomio y cinc tienen un acrecentamiento del 10 al 15 por 100. La industria eléctrica ha realizado progresos evidentes, no obstante haber reducido las tarifas industriales y de uso doméstico y solamente el petróleo tiene en baja su iprecio y la producción apenas ha excedido del 5 por 100 sobre la anterior. Hay, como se ve por esta ojeada, aunque SLiperñcial a los principales elementos de producción, una tendencia favorable que puede ser anuncio de nuevos avances. Ciertíunenie, no se imanifiesta por igual en todos los paises, y ello se comprende, Dorque no todos han sufrido con la misma intensidad la crisis que lleva cinco y medio años de exiátencia. Inglaterra, el Japón y Suecia, acusan la mayor actividad dentro de la general observada, y los Estados Unidos ¡parece que no están lejos del día en que pueda comenzar su resurgimiento. Los progresos agrícolas se imputan especialmente a la Argentina, el Canadá y Egipto y en Alemania y Estados Unidos se reduce él número de obreros parados. El total de éstos n los principales países ha disminuido desde 19, al otoño de 1934 en ocho millones al pasar de 30 a 22. Tal es la situación solventemente apreciada que reflejamos en las anteriores líneas, y que tiene un fondo de realidad que puede, en parte, observarse en España, donde la primer manifestación es la mayor salida de minerales y el alza, aunque tenue, de los derechos aduaneros. Contra esa favorabilidad se han determinado reducciones en la actividad de hís minas en el periodo indicado, excepto en los minerales de hierro. En cuanto a la activitlad comercial, hay que señalar el atmiento de la navegación cuyo índice pasa de 77,4 a 84,5. En ferrocarriles hay baja. En conjunto, los componentes de la suma ofrecen tendencia a mejorar, en especial la actividad de la industria, que es la que iprimeramenté se manifiesta en alza en los períodos terminales de la crisis. Hay también mayor número de toneladas en el conjunto global del comercio exterior, aunque menor reipresentación en sus valores oro; ascenso en el mercado interior de la peseta; aumento en la contratación de valores en las tres Bolsas oficiales cuya suma total fué de 2.298 millones de pesetas en 1934, contra 2.052 y 1.969 en los dos años anteriores; baja en el tipo oficial de descuento y en el interés medio ponderado de las emisiones de valores, baja también en los billetes en circulación, alza en las cosechas en su mayoría y aumento en el paro dtíPtro y en los déficits de los presupuestos; Por los datos expuestos, aunque someramente- -el análisis detallado sería interminable- se ve que en algunos de los principales países despierta la economía, acusando índices de actividad superiores a los precedentes; que en otras naciones no ha comenzado todavía, pero hay esperanza de resurgimiento y que en España se acusa un primer avance, si bien escaso, en la actividad industrial más que en la comercial. Las crisis no son permanentes. Su tercer período, el de liquidación, es el más fatigoso, porque requiere saldar las operaciones comprometidas en la época de auge y exige la determinación de pérdidas- que disminuyen los activos sociales de las entidades y de los negocios individuales. Parece que después de cinco años de profunda crisis, la más intensa conocida, comienza el despertar de la actividad económica, lo que quiere decir que si los días van aumentando esta posición favorable, se ha entrado en el nnoroento en que la liquidación da por saldados algunos de sus compromisos al abrirse una orientación ventajosa. Plagaimos votos por que se confirme esta sospecha. -Carlos Caamaño. La economía nacional. Veamos ahora nuestras actividades a través del estudio del Consejo de las Cámaras de Comercio. En 1934 se ha rehecho el índice de la actividad industrial y comercial hasta 102,4, o sea, un 8 por lOO de aumento respecto a 1933. La mejora de este índice está marcada principalmente por la actividad industrial que en los dos últimos años se eleva un 10 por 100; la comercial mejoró también, pero solamente de 87,6 a 90,8. En la actividad industrial, la mejora está determinada: i. j or los consumos industriales, que son los de maquinaria y herramienta, aceites minerales, algodón y carbón. 2. Por las xiportaciones de algodón y de manufacturas de lana, así coíno la exportación de conservas; y 3. Por el índice de las produccioiies industriales, en el cual influyó la ele- v ción de las correspondientes a fundición y acero y por la de fluido eléctrico. Proyecto contra el paro obrero. El ministro del Trabajo ha leído eii las Cortes el nuevo proyecto de ley contra el paro forzoso, por el que se entenderá prorrogada la ley de 8 de, julio de 19.34 liasta el 31 de diciembre de 1936, y modificados algunos artículos. Como anípliación y desarrollo del servicio de previsión contra el paro, creado por decreto de 25 de mayo de 1931, el Eistado fomentará el establecimiento de fondos o