Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ASUNtOS ECONÓMICOS Y FINANCIEROS EL DESPERTAR DE LA ECONOMÍA Por CARLOS CAAMANO L 19 de- octubre de 19 9, recibió la términos de la economía del nvunclo. Se haEconomía de! mundo un golpe fa- bía presentado una crisi- s internacional, que tal. Fué el día en que estalló la cri- durante los tres primeros años s intensisis económica que ha afectado al mundo ficó extrema laiiiente para cjuedar estacioentero. Empezó la alarma bursátil el vera- nada o con altas y l) ajas, según los países no de ese año en Londres, con motivo de eran más o menos débiles, y para detenerse la quiebra de una iniportante casa banca- y pasar, en tránsito, a ¡resurgir de la ecoria que tenía en cartera numerosos valores, nomía en determinados centros. especialmente norteamericanos, las cuales fueron vendidos sin qué se pro lujera con- La economía internacional. moción general, porque su volumen no era Al celebrar. se en abril y mayo las Juntas tan im- portante que hubiese, por sí, de pro- generales de los Bancos y de las Socic- vocar alarma; pero puso en íjuardia a de- dades anónimas de ¡ni ¡xirtancia acostuniijrari terminados dirigentes de la Bolsa neoyor- los presidentes o directores extranjeros de quina que recibían órdenes de Londres ipara los principales establecimientos de esta clavender aquellas valores de la quiebra alu- se a pronunciar discursos o a consignar en dida y otros más. Y llegó el 19 de octubre, sus iíemorias juicios sobre (la situación célebre ya en los anales bursátiles y en la económica y financiera de los países más semana siguiente hul) o sesión en que se ven- importantes y sobre la propia posición de dieron más de 24 millones de títulos, no sólo las entidades que rigen. En España no hay en el mercado oficial, el Stpck- Exchange, esta costumbre. La inició un itiiem) f) o el sino en el libre, el Curb Exchang- e. A par- marqués de Cortina, que ¡en la Junta genetir de este período, característico de las ral de una entidad que presidia expresaba explosiones de ¡las crisis, trascendió ésta a su opinión sobre los principales términos los demás mercadas del mundo por la soli- del estado del país y del extranjero v por laridad que entre ellos exi. stía. Esta tras- causas que ahora no son del caso, desistió cendencia no se redujo a la cotización de- de esta práctica. Desde entonces, sólo alguprimida de los valores, sino a casi todos los nos, muv contados, regentes de negocios E EL ooMERoio EXTERIOR ESPAÑOI, EN EL DE 193: 193) x l, í