Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Otro de nuestros amables lectores, don Rafael de la Rosa, nos comunica, desde PalencJa, sus investigaciones, de la manera qué extractamos a óntinuación. Y o h e vivido tres años en Astudillo, pueblo cercano a esta capital, ihasta noviembre pasíido. Mwcáíos días, en los inviernos anteriores, sentí curiosidad, al igual de otros aficionados, de ver si se oía América, y con ttn aparato universal de cinco lá: mx aras, sin antena exterior, ortda media de tres a cinco üe la madrigada, he escuchado bastantes estaciones americanas, hasta unas doce, las más potentes sin duda. SALA. D E AÜDICIOUBS D E U R. 6 LA NACaON. tena exterior corriente. Con él he oído varias estaciones de onda normal, de América. Precisamente aquella noche memorable del 6 de octubre pude oír unas 15 estaciones de dos a tres de la madrugrada. Algimos tíías después oí en la misma onda (normal) unas diez, a las cinco de la madrugada. Ignoro qué estaciones fueron porque a tales horas no es corriente dedicarse a descifrar festos enigmas, si no se descifran inmediatamente ellbs solos; pero estimo que casi toiitks las emisiones serían de América, porque a la cinco de la madrugada, por el meridiano de Greenwidh, no corresponde en Europa en ninguna nación, tma hora usual para tnitir. En canino el mes lasado he oído a las cuatro y media de la madrugada tres estaciones hablando esiKiñol (los speakers) Una. de ellas en unos 290 metros de tonda (por Madrid) era nada menos que la Habeaiz, pues tttve la suerte de podérselo oír al speaker. Otra sobre Scottish Regional 373, m. y la tercera, en 867 kilociclos o sea sobre Londres Regional (342 m. Los locutores de estas últimas (lo mismo que el otro) hablaban con ese acento ame- kricano tan difícil de confundir; por eso creo qae no haya duda de que estas dos también eran de América... EWchas estaciones se oían con tanta claridad y potencia como las que se captan a las nueve de la EL MÁSTIL KADIANTE INSTALADO EN- MOJRON PARA noche. L. R. 6,