Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
KQXn VEMOS SUKM) mi EL LA IMPORTANCIA MODKRKO. OKt BSTA JAKDIX F nXA PRECIOSA C 5 MBIKACICN FOR ViiDA POR UN liAHGO CAN At DE POCO lON DO T DOS PEQirEÑOS ESTAXO tTIT (J CIRCULARES OUB SE RKLACIOXAN COMPLEMEXTAÍ; CON tx) s ALARGA- D O S TAPICES DE CEÍ 5 PKD. por ser clásico también ihabrenios k realizar jardines nifxlernos corrientemente ponjue ya la arquitectura moderna está popularizada, e tá aceptada, y el jardín debe de ir intimamente lisiado con las edificaciones próximas. El jardín moderno es un tipo de jardín sencillo. Un jardín con pocas especies de plantas, con fuerites contrastes constructivos, con intensos efectos escenográficos porque con éstos, sobre todo, conseguiremos satisfacer la moderna e incontenible ilusión y sed de espacio y además lograremos rincones que teng an cierta emoción y le den a! jardín, como una expresión sentimental, que es el más adecuando complemento. I emoción del jardín la lleta el ag ua, es cosa bien sabida... Es el elemento éxipresivo, cautivador por excelencia. Kn el jardín de hoy tío puede olvidarse- -no debe de olvidarse- -y debe ser casi el tema fundamental a cuyo alrededor los demás recursos deberán formar como un caJládo y enamorado cortejo. Jardines sin fuentes son como organismos desangrados. El silencio absoluto en el jardín sin un rumor de agua es como uti silencio de muerte. Siu fuentes, ni estanques, ni canales decorativos de ag ua- a la manera de los árabes- -no liay manera lie conseguir jardines que valgan la pena. Las personas que tienen la suerte de haber situado sus jardines en lug- ares en que abunde el agua, pueden decir que tienen el éxito en la mano. Y si además el jardín se dispone aprovechando los desniveles del terreno, a poco ing enio y gracia que se utilice, el jardí- n podrá resultar maravilloso. Maravillosos son ios jardines del Gcneralií e por sus bellísimos surtidores y estanques en los que se aprovecha hasta la última gota de un pi- ecioso liquido que va pasando de unas hacia otras fuentes y lueg- o acaba fertilizando las huertas... Cualquiera- en su jardín puede realizar algo parecido... Los desniveles del terreno son favorables para lograr detalles interesantes. Es más, deben de construirse cuando no existen, porque con ello se encuentran tan bellos recursos que hacen olvidar todos lo, s primeros gastos o molestias. Las pérgolas pueden decorar algunos de esos abancaíados, las fuentes murales pueden formar deliciosos frentes, las escaleras serán- -con toda seguridad- -excelentes apoyos para el adorno del jardín. -íprovechando la desig- uaWatt del terreno liemos visto soluciones iníeresantes de las zonas que pudiéramos llamar quebradas en ¡os jardines ac tr. ales. En esencia son como escalonados de mesetas de tamaños distintos que caprichosamente encajan niacizos de flores, o estanquillos, o sirven de escalera, precisamente, y que entre todos, 3 de una suelta y gracio. sa, van elevando el terreno hacia ana zona que se remata de íiianera principal. Esta técnica también tiene una interpreíación plana. Todo eso a un ¡tiismo nivíl,