Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
n su menor detalle. Sabido es que su or- Se ha intentado aprisionar la moda en guíio es su chk. Hasta ahora ese cWc- he- esas barreras legales que rigen a todas las dió volante o hecho flor, hecho p i c a d o y industrias. Se ha querido proteger esc mahecho perfume- llevaba siempre un nom- ravilloso presentimiento de elegancia que bre, una firma, un sello, que a otegían del irradia París sobre el mundo entero. ¡Se plagio leyes y tribunales. Los modelos, has- ha hecho malí La moda no puede captarse ta que Chanel ha dejado oír su voz, han sido a golpes de papel timbrado. Querer dar a considerados siempre como un tesoro co- cada una de sus manifestaciones un certimercial, y copiar es robar reza el lema ficado de origen; prohibir su copia; impede los grandes negociantes en trapos fe- dir que la inspiración sea contagiosa, y permeninos. Las casas de modas de primera seguir a esas simpáticas mujercitas designafila defienden con una red de precauciones das con el nombre de petites couturieres, sus inventos registrados Porque si, an- que, gracias a insignificantes fraudes, dan taño, el plagio de las creaciones se hacía en a las mujeres la alegría de poder codearse modesta escala y la señora a quien acom- con la alta costura, me parece defender la pañaba su costurera disfrazada de ami- moda, sí, pero con la pedrada del oso. Mag a no era para las firmas de fama sino un tándola por ahuyentarle las moscas... er- emigo insignificante, hoy, en cambio, se ...Jíl público no puede darse cuenta de ha convertido el pilkje de la moda en la enorme industria que constiuye para una verdadera industria ie hábil organi- nuestro país la moda, brotada de la inspizí. ción. Sus espías, bajo mil aspectos dife- ración creadora de las grandes casas. Cuanrentes, penetran en todas partes, Tiacen fo- to más diversa, más ingeniosa, más artístografías clandestinas, toman apuntes, dise- tica, sea esta inspiración, tanto más vigoroñan croquis, sacan patrones y constituyen so será el soplo que mueva a la costura y un serio peligro para monsieur Tal o ma- tanto más floreciente la industria de los ardame Cual. No obstante, madcmoiscUe Qia- tífices de la pluma, de la flor, del encaje, nd, en un vibrante aTt: culo, que ha traí- del cuero, de la joya; en breve, éd material do sobre su cabeza las iras de muclios de y del accesorio. ¿Por qué entonces querer fus colegas, declara que copiar la moda arruinar estas industrias, exigiéndoles tín es un homenaje al genio de París exclusivismo que protegerá a nuesti os mo ¡Copiar la moda, es matarla! le han delos, pero que arruinará su negocio? contestado, indignadas, Jeianne Lanviñ y La prohibición de copiar que pesa actualMadeleine Vionnet. Y, embozadamente, han mente sobre la petiie cotittire quita a París acusado a Qianel dé ser partidaria de la gran parte de su prestigio. Faltos de modivulgación de modelos, porque es la única delos, los modistos término medio se insmodista que fabrica sus propias telas y piran en el chte, en el teatro o en la Tilque, si se siguiese su doctrina, vería flore- garidad de las seríes. Y París pierde su cer su industria de fabricante de tejidos, fama de elegancia. Su muchedumbre feaunque fuese a costa de su salón de cos- menina pierde su chic. Y esto perjudica a tura. ia alta costura mucho más J ¿0 p i a de A nosotros, en cambio, que no hemos po- sus inventos Wm dido ver móviles comerciales en la iniciaLa riqueza e nuestras industrias- -el amtiva de Chanel, no ha dejado de parecemos biente de París, la actividad de Lyón, de bella y patriótica, La moda- -dice la afamada creadora- -Roubaix, de Calais, de Lille; el porvenir de es un constante empuje hacia el mañana. ios artífices de la moda y Á pan de millaElla inventa en pleno invierno los trajes res de obreros y obreras- -está entre las veraniegos y se adelanta con paso ligero manos ingeniosas de los grandes creadores, que deben divulgar, generosos, su inspiraal pausado ritmo del tiempo. CON OBJETO DB EVITAS ESC PIAOIO DE SUS. MO 1 EÍLi 09, LA. ALTA O ST 0 BiA PBO p u a o AL pAKi: AJÍEjitro F R A N C É S L A C R B A- íVSXQé S FLORENTIN CÜON DE ESTOS SELLOS ÍJE CAItANTCSABIAI? -LA. AIJTBZNrnOIIíAD XfB, CADIA. TOILETFTE E IMPBDHUAJI SU CLANBK WNA B X P O B T A C I O Í T A I Í BSCIKAIÍJSÍBO. PARÍS