Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿ftlw Ji y- -t JM r: X te 4: 4 Me eché a reír. Eres una gran persona, Artnando- le dije- Mientes con el fin de aliviarme. ¿No recuerdas, bobo, que dejé perfectamente cerrada esa puerta? Al fin, recuperé mi normalidad dándome por entero al estudio. El señor está pensando... No puede recibirle hoy... Mi criado me dijo que un caballero deseaba verme, mostrando raii insistencia. -Bien, pásale aquí al despacho, pero antes cierra esa puerta. Armando echó la llave y tranquilamente salió... por la otra puerta. ¡A h! Entonces respiré. Todo quedaba perfectamente claro. ¡Mi despacho tenía dos puertas! J Ortega Lissón. (DIBUJO D E SOTJS AVILA)