Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
tuosas que sucefíieron al hundimiento de la Coniandasicia general de Meliiia, A B C fué apoyo firme del (i- obierno y defensor invariabíe de los nrestigios del Ejército, Y cuando la inictativa oficial no supo mover las voluntades a favor del A g u i n a l do del soldado de A frica, A B C tomó p a r a sí la empresa y eii pocas semanas ¡ogro recaudar cientos de railes de pesetas para r e galo de la valiente tropa ue, ¡palmo a palmo, reconquistaba los territorios perdidos cn las dos zonas del P r o t e c t o r a d o esj) añoi. E l españolismo de A B C nunca fué circuiistanicial, sino ipenríaiieníe y absoluto. Cuando, en nombre de una mentida fraternidad, varias naciones se propusieron imponer el concepto de iatinismo aplicado a América, surgió en n o m b r e de Plspaña la encendida y tenaz protesta de A B C, oponiendo a ese concepto, falso y arbitrario, el de hispanoamericanismo. Y la rectificación h a prevalecido a despecho de algunos o! y; ccados que aun siguen a p a r e n t a n d o creer tjue las h e r m a n a s l a t i n a s -e n t r e ellas F r a n c i a Italia y Rumania- tienen derecho a consid e r a r s e partícipes en, la h a z a ñ a portentosa del descubrimiento y colonización de A m é rica. P o r E s p a ñ a y por el progreso ha efectuado í B C cuantos esfuerzos y sacrificios estuvieron a su alcance. Escritores, artistas e inventores españoles encontraron siempre, sin solicitarlo, apoyo y estímulo en este ctiario. A A B C corresponde la gloria de liaber iniciado y realizado h o m e n a i e s los, h é roes de las travesías aéreas a H i s p a n o a m é r i ca y a Filipinas y a personalidades dignas de i úl Hca consagración. Las ediciones efectuadas por ABC del libro Eiürc dos Españas. del poema, teatral La ermita, la fuente y el río y de Chispas del yunque, han sido t r i butos de admiración rendidos a españoles que, como OHver, Alarquina y O r t e g a Munilla supieron enaltecer a la P a t r i a Y lo mismo ha de decirse de las exposiciones y concursos organizados por A B C. y de la institución del P r e m i o M a r i a n o de C a v i a perpetuador de la memoria del magistral a u t o r de la Españolería andante, y de la suscripción abierta p a r a socorro de la familia del abnegado ferroviario, del maquinista M o n t e r o que, en t r a n c e supremo, t r a d u j o eti obras sus p a l a b r a s I c mato, por salvar el t r e n P u n t o menos que imposible sería recordar, aun ahreviadamente, las campañas de A B C en p r o d- e la P r e n s a periódica, campañas de coinpañerisnio, de unión de eiripresas, de protección y mejoramiento ipara cuantos t r a b a j a n al servicio de publicaciones d i a r i a s campañas p a r a obtener el franqueo concertado y otros justos beneficios del E s tado liaría lo intereses de os conductor- es de la opinión. V fn lo? postreros instantes de sn vida el fuiKbdnr v p r i m e r director de A. B C leara un üiillón ir ni -i. L- p- ivM a erección de la Casa de X a z a r c t i boy. Hi mi íer cordioso OPC acoge y ampara en sn de valimiento de! ¡s viuda? v h u é r f a n o s de los íranaiaríor penoüisnio. H a c e treinta a ñ o s Desde la cumbre del tiempo qwc pasó puede ya apreciar el paTioia. mn de la obra fecunda i calizada por A D C, dp esa uórn que no se aprecia biers contciriplada demasiado cerca ni demasiado