Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ximos campeonatos del mundo que se jugarán probablemente en iFrancia. Y después de transcurridas esas temporadas- -cuatro o se. s -será el momento de solicitar la devolución de la visita a la selección portuguesa. La. impresión que los futbolistas españoles han causado en Colonia, excede a toda ponderación. Tenemos a la vista recortes de periódicos germanos, y de enviados especiales de otros países jue instan a los alemanes a arwender de la lección de juego que les ofrecieron los roios En efecto, la selección espaiñola, olvidándose por completo de aqudia pobre actuación en el estadio de Lunniar, hizo su, verdadero juego; él encaje magnífico que puede y debe resultar de la conjunción de los valores más destacados del deporte popular. Fué sobre todo, en el primer tiempo, y cuando los alemanes marcaron el primer tjoal, el plazo excepcional de la demostración española. Entonces, la disciplina, el p. utoníatismo rígido del juego y del sistema alemán, t uedaron absorbidos por el deslumbrante alarde meridional. Alarde de rapi dez, alarde, de dominio y alarde de profundidad, í on una técnica en la que destacaba el detalle de la superioridad del juego de cabeza, en que fueron presos los germanos como en una i- ed invisible. Bllos quisieron imponer mías normas modernísimas, traducidas del Arsenal británico, y fueron des- bordados en todo instante; y luego, cuando durante el segundo tiempo creverón reaccionar, en realidad fueron engañados por los rojos situados a una enérg ica defensiva, sin un detalle olvidado, sin perder la serenidad para sostener aquella ventaja que había de ser la victoria, repercutiendo desde la Europa ctentral a todos los mises continentales y americanos. Y este es el airón que quedará flotando en el viejo mundo después del match de Colonia: el fútbol español revalidado como uno de los mejores- sino el mejor- insustituible en todos los torneos universales y ca, paz todavía de escenificaciones maravillosas. Para ello sólo hacen falta, organización, disciplina y entusiasmo Los futlMlistas rojos tienen muchos defectos; pero entre sus virtudes e. stán todas esas cualidades. Ahora, al planear y resolver sobre la temporada internacional próxima, pueden y delx? n ser estudiados meticulosamente todi s los detalles que eviten en su día las impro visaciones fatales. Puesto que la temixirada actual concluyó de modo tan brillante, que en la próxima no sólo no haya motivos de censura, sino ñor el contrario que el epílogo sea motivo de felicitaciones tan justas y gloriosas conw ahora. Tom l ai) BARBA SEDOSA Una, Jéíéa acción v sic cdeiXxuló Aunque el pelo sea rebelde y el cutis sensible. Jabón Brea La Giralda ablando y facilita el ofeitado, dejando lo cara suave, limpia y sin escoxor. Es el verdadero especifico paro lo barbo. Su doble ocdón consigue lo rosuración n ás difícil y por su base de breo extro- purisimo, desinfecta hasta lo roiz del pelo, eiimi M i nando lo tirantez, irritación. K P P l i granillos, erupciones y toda C W I J X I afección cutáneo. No es pro T d u c t ó de tocador y está exenA L D A perfumes. Es el más moderno elemento científico, el afeitado, p a r o el a f e i t a d o perfecto. i T i l K l l i r It XXfPV JÜ T fVWTX L A G I R en barra pora