Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
las rodeen, pero ni por lo más remoto se ir. e ocurre que haya que reducir la disciplina liasía su desaparición. En una palabra: censuro la teoI razón abomina- ba, hace iempo, del régiría de las ingenuas, y temo a los No B. I. Des men al cual se sometía 3. las muchachas de ¡ue oí hablar de esta asociación misteriosa, J- X para que su educación las preservara de poro no mística, es mi pesadilla. No B. 1. con cualquier i) eligTo d ¿contaminación, conservánsus apariencias de fórmula algebraica, se ami) lía dolas en la mayor ignorancia de lo que es el para todo lo que se pued; imaginar. Nació en mundo, y de las ideas ue hierven en ese temible París y se propagó a todos los sitios donde es crisol. U- seo que las muchachas de ahora tenposible divertirse en libertad; a ciertas pistas gan desde muy pronto conciencia de la misión de golf, de tennis y de otros dei) ortes gratoque les está reservada para un porvenir cercano; que sepan sus masal- j KiaDles. Parra ser admitido o admitida, dres g uiarlcs hacia u es preciso acilicrirse al natural destino: e 1 programa de los No matrimonio, el cuidaB. 1. (uo quiere dcdo del hogar y la edu cir, en lenguaje cocación de los hijos. rriente. Sin acomEn el mundo de hoy POR MATILDE RAS pañamiento i n ú t i l las ingenuas sólo son Cuando alguna invi! K LA SOCIÉTÉ DE GRAPHOLOGIE DE P. lUS inútiles y estarían destación para un baile tinadas a ser víctimas ADVERTENOA AL CONSULTANTE u otro entretenimienfatales de la sistemáto lleva al pie esa tica ignorancia en que En csla sección se contestará con un estudio fórmula negativa, la se las mantenía. ¡rafológico rápido a los que nos remitan un invitada ha de entenMe acuerdo de una escrito suyo o de las personas a Quienes deseen der t ue no d e b e n compañera d e m i s acompañarla ni su maconocer. veinte años que se cadre, ni nadie. Los pasó a ciegas. La escritura ha de ser la corriente y ha de rientes son B. i Las Antes de la boda firmarse con un seudónimo, pero con la rúbrimadres excluidas del vio a su marido tres ca habitual. g r u p o i- egocijado veces nada más deNo se considerarán válidas las consultas; consideradas como un lante de su madre y estorbo! ¡Qué blasPrimero. A las Que no acompañen seis cuen el cuarto de ésfemia I ¡Qué inconspones, con numeración correlativa, que dan deta, cuyas miradas la ciencia! ¡Qué responobligaisan a no d esrecho a la respuesta gratuita en esta sección. sabilidad! pegar los labios. Las Segundo. Las que sólo empleen una tarjeta demás v e c e s la enNo puede dudarse de visita o papel de un tamaño equivalente. cerraba en su cuarto, de que entre el númeTercero. Las que contengan menos de veiny era la futura suegra j ro de lo: s estorbos ticinco palabras. quien recibía, a soestarán comprendidas las, al pretendiente. Cuarto. Las que leugan un seudónimo poco las virtudes familiaVolví a verla treinres sumisión cariñolegible. ta años después, dusa, piadoso respeto, La correspondencia debe dirigirse a BL. NCO rante los cuales se paconsideraciones agraY NEGRO, Serrano, 6 r. Madrid. só la vida temblando. ji dables, ayuda mutua. Esta es la prueba de La misma suerte coLectora: ¿Quiere usted conocer el calo absurdo del sistema rren las virtudes sorácter del hombre que le interesa? Remíque se seguía antaño. ciales lealtad, aborretanos un trozo de una carta escrita por La exageración está a cimiento de la mentila vista, y compromera, la solidaridad, la él, con su rúbrica usual. te la responsabilidad p u n t u a I i d ad en el de los padres. ¡No cumplimiento de las más ingenuas I Antes obligaciones, la delicade lanzar a las hijas deza de conciencia, el a lo desconocido, conviene esclarecerlo; indicarles buen humor. ¡Qué tonterías! No B. L es la nueel camino más derecho, hacerles saber que la barva fórmula, el procedimiento para que la vida sea ca que las lleva a su destino no es una galera, y agradable y esté libre de todo lo molesto. El senque es necesario deducir de tod is las cosas las dero que lleva al final está alfombrado con fino enseñanzas que encierran, y disfruíar de la vida césped; el ligero vehículo rueda sin estrépitos haciendo el bien a manos llenas y con toda el alma. ni tropiezos; sin preocupaciones por los que se Por mi parte aspiro a que se instruya a las quedan atrás... muchachas en todo lo que necesiten saber para ¡Qué miedo me dan las generaciones veniser felices, y proporcionar la felicidad a cuantos deras I ROSALL N o rnás ingenuas Consultas srafolósicas