Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El mercado mundial de café afectado por la actitud del Brasil Incertidumbre que causa la política impositiva de Río de Janeiro- -Efecto de la destrucción sistemática del producto brasileño. Por JOHN A. CRONE E L mercado mundial del café está pasando por momentos de viva inquie tud y de marcada incertidumbre, que se reflejan diariamente en las cotizaciones cada vez más bajas registradas en la plaza de Nueva York. L a circunstancia de que el Brasil produce más de la mitad del café cosechado en el A r. nbtisra a todos los países donr? ano lene un pap 1 importante en de este grano J J 3 Í el la economía nacional- l Gobierno de Rio i X a n t e suspenderá su obra de ciest d r o s t c t o r t l r- ra de v a n o s í 3 j e 1 t a r o S d o T o r c t r s n a u r a cion del total cosecnau P les o por una disminución- -f J ú n cam área sembrada; o, fimalmente, por algún cam que las ofertas centroamericanas han tenido más tendencia cada día a dirigirse a N u e va York. L o que podría calificarse de c r s i s actual tuvo sus comienzos en 1931- Viéndose recargado con un excedente de cafe que hubiera sido suficiente para proveer al niundo entero durante dos años, el Gobierno brasileño dispuso, en junio del 31, destruir el e x cedente. Se estableció entonces un instituto nacional del café, que acordó prohibir la p d evos arbustos y hacer que los cafeteros vendieran su grano al Gobierno proporción máxima de un 40 por ciento, que el Gobierno abonaría con el producido de una tasa impositiva sobre las e x portaciones. E l café adquirido de este modo era quemado o arro ado al mar. Desde j u nio de 1931 el Brasil ha destruido unos J 3 bio de política económica tal como una re cantidad suficiente ducción en los derechos de exportación un 3 necesidades del mundo ennuevo empréstito o crédito sobre e Produc- P to o una posible desvalonzacion del milre. s contribuido Entre tanto se ha notado en N u e v a o r K ¡sjniíiuir la cotización del café en la llegada de considerables partidas de ca- repetido fé no brasileño. Los Estados Unidos ocupan el primer lugar como nación consumidora de cafe, siguiéndoles Francia y Alemania en segundo y tercer lugar respectivamente. L o s merca dos europeos, no obstante, han sido dislocados por la continua fluctuación del cambio internacional, por las nuevas barreras arancelarias y por la expansión de las plantaciones de café en las colonias africanas de Belgica, Francia e Inglaterra. P o r estas causas el Brasil ha perdido en los últimos años parte de su mercado, tanto en los Estados Unídos como en Europa. L o s plantadores centroamericanos envían generalmente la mayor parte de su cosecha a Alemania. E l Reich, sin embargo, se ha visto últimamente imposibilitado de disponer insistencia, de que el Brasil reducirá el j j exportación de 15 a 3 chelines. i jg tj- as el Brasil se ocupa en hacer que g ¡excedente de su café, otras i gg empeñan en aumentar su produc mencionar a Colom algunas de las repúblicas de la A m é Central y a las colonias británicas, fran htXz s de África, causa de la competencia creciente, el j j grasil se halla en la misma situa j q g g ¡algodón norteamericano en su lu contra el producto extranjero. T a n es así que la política de ayudar a la industria algodonera norteamericana mediante un niyel falso de precios artificiales ha llevado al Brasil a dedicarse al cultivo del algodón cada vez más intensamente. ofe A. Crone. de cambio sobre el extranjero suficiente pa Derechos reservados para BLANCO Y NEGRO por ra pagar sus importaciones de café de modo norih Ameritan Newspaper AUUmce.