Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA SITUACIÓN EN CUBA ejército ha vuelto nuevamente a dirigir los destinos del país Por CARLETON BEALS Conclusión. El coronel Batista h a tomado a su cargo mu- directores detenidos u obligados a expachas de las funciones de gobierno. -El pa- triarse. También han sido declarados ilegales los sindicatos obreros. pel de los partidos políticos. Uno de los resultados de la política e x t e L momento político en Cuba inspira rior del Sr. Roosevelt fué el derrocamiento serios temores. A u n q u e ha sido do- del general Machado. Desde entonces las minada la huelga revolucionaria, n o cosas han evolucionado en forma que el ha desaparecido la tensión ni tampoco la régimen actual es idéntico al del presiden: posibilidad de que se repita el movimiento. te destituido. De esto es responsable la El gobierno del Sr. Mendieta no conta- diplomacia n o r t e a m e r i c a n a primero, por ba con las simpatías unánimes del país. E n haber obligado a e n t r e g a r el mando al gosu breve existencia ha tenido que luchar bierno presidido por el Dr. Carlos Manuel contra numerosos c o n t r a t i e m p o s se han for- de Céspedes, que no contaba con el benemado y disuelto m á s de de treinta gabinetes, plácito del pueblo c u b a n o segundo, por haha habido veinticuatro huelgas de grandes ber colaborado con la A. B. C. en la destiproporciones y dos g e n e r a l e s ha habido tución del Sr. Grau San M a r t í n y tercero, por haber llevado al poder al régimen enun atentado contra la vida del Presidente, cabezado por el coronel Mendieta, a quien tres contra el coronel Batista y tres comapoyaba una coalición nacional. jíiots contra la del leoibajador norteameri- J E n esta coalición figuraban la Unión cano Sr. Caffery. E s t a es, quizá, la r a z ó n que h a originado Nacional, agrupación perteneciente al parel poderío del coronel Batista, que es, hoy tido liberal y dirigida por los señores M e n por hoy, jefe supremo del país. No sólo di- dieta y Méndez P é n a t e el grupo encabe, rige el ejército, la marina, la Guardia N a- zado por el Sr. Mariano G ó m e z el parcional y la policía, sino t a m b i é n las r a m a s tido conservador, dirigido por el Sr. M e civiles del Gobierno. Los ministros tra- -nocal, que había permanecido fuera del P o mitán sus asuntos ante él y no ante el der durante doce años, y la A. B. C orP r e s i d e n t e él hace los nombramientos de ganismo al que pertenecía cierto n ú m e r o de los fimcionarios que reemplazan a los machadistas. La coalición, empero, no pudo sostenerse huelguistas, y hasta los representantes diplomáticos extranjeros se entrevistan con mucho tiempo; la A. B. C. fué eliminada él cuando desean un salvoconducto p a r a pronto, y los consevadores le siguieron a los numerosos cubanos que han buscado poco andar. El grupo marianista fué disuelto luego y hasta la Unión Nacional se dividió, tamparo en las legaciones. L a situación ha motivado un aurriento dejando a l P r e s i d e n t e con el único apoyo sensible en las fuerzas armadas, cuya pa- del antiguo sector liberal (machadista) E ga ha sido aumentada, y que han recibido últimamente un premio del lo al 25 por ciento de sus haberes. El Gobierno se p r o pone, ahora, crear una reserva militar en la cual estarán incluidos todos, los emplea dos públicos, y con ello h a b r á llegado la cifra total de militares a 60 mil. E s t o significa también que todos los empleados públicos quedarán sujetos al fuero militar y no al civil, y serán juzgados por consejos de guerra y no por los tribunales ordinarios. Todas las agrupaciones políticas, excep 1.0 la Unión Nacionalista (oficialista) y el partido liberal (machadista) que dirigen los señores Vasconcelos y Manuel de la C r u z han sido dispersadas y algunos de sus El coronel Batista critica la política cubana y se declara nacionalista. E n su alojamiento militar, situado en el Canupo Columbia, hemos hablado con el coronel Fulgencio Batista, personalidad enérgica, elocuente y despejada, que a ¡a edad de treinta y cinco años domina la situación política de Cuba, después de haber asumido la jefatura de las fuerza a r m a d a s en ig 33. No obstante haber pasado la noche a n t e rior consagrado a las múltiples tareas que le impone la situación actual, el coronel B a tista apareció con toda su energía habitual. Batista, que, habiendo surgido de la m á s e x t r e m a pobreza y de temprana orfandad,