Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PREGUNTAS Y RESPUESTAS Sti esta sección se contestará con la mayor precisión posible a ctuintas preímntas, consultas II ÓAídaa quieran plantear los lectores, siempre eme a cada una aconupañen cuatro cupones de numeración correlativa, de loa que semanalmente insertamos e i nuestras primeras páginas de pttbHoidad, HABIÓLA (Zaragoza) Exi toda antena que entra en oscilación (emisora o receptora) la intensidad eficas de la corriente disminuye desde ia parte más baja hasta la parte más alta del conductor Cjue (ongtituye dicha antena. Por esta razón la acción de los distintos elementos de la antena no es siempre la misma sino que depende de la altura de dicho elemento y para tener en cuenta esta circunstancia en loa cálculos, se emplea en éstos, la altura efectiva de antena en lugar de la aitura real. I icha altura efectiva depende de la forma de la antena y de la longitud de onda usada y su cálculo exacto es algo complicado y aifíci! El Comité de París (año 1 9 para la definición del alcance convencional de las estaciones emisoras adoptó el coeficiente 0,55 para obtener dicha altura efectiva. Següa esto, basta multiplicar la altura real (altura desde el suelo) de la antena i) or 0,55 para obtener ia altura efectiva; es decir, que se calcilla que la altura efectiva de una antena es poco más de la mitad de su altura real. I. A. G. (Iznalloz) -En la descripción del receptor a que hace referencia en su consulta se- dice lo siguiente: lias bobinas L IJ, y I son intercambiables para poder Iruscar las que mejor eo wetigan a la antena instalada y la resonancia entre circuitos; las dos primeras ti y Lj de acoploimiento variable (no muy fuerte) y la última X j colocada en ángulo recto con relación a los anteriores para evitar la inducción rmltua 32 sto quiere decir que debe emplearse un juego- completo de 6 ú 8 bobinas iniercaTnbia- bles para utilizar con cada longitud de onda las más apropiadas, haciendo todas las combinaciones posibles. Ija diístancia entre las bobinas IJ, y Xi. puesto que son de ucopla mieTito variable es variable también y dopenderá por consiguiente de la voluntad del operador para mejor ajustar la recepción a la longitTid de onda que se desea recibir, eliminando a ia vez otras emisiones que pudieran mezclarse. JSn cuanto a la carga de acumuladores por el sector de alterna, lo mejor es adquirir un rectificador de corriente que encontrará fá Cllmente en el comercio por ser precisamente los titillzados en la carga de baterías de autonoóvU (seis voltios) WCNT BK BAR. -IJOS elementos del receptor a que hace referencia en su consulta son, por su orden de izquierda a derecha, segUn están en el esquema, los siguientes: 1. bobina de nido de abeja; ésta es intercambiable de modo que debe tener varias de distinto número de espiras, para emplear en cada caso aquella que má se aproxime a la longitud de onda que dese recibir; 2i condensador ajustable de 0,5 milésimas de microforadio; puede ser un condena sador corriente, de láminas movibles; SJ transíformador de baja frecuencia, de rela íi 6 n- dé transformación 1 10; 4. soporte p a r a lámpara triodo 5. reostato para repilación de encendido, de 2: 5 a 30 ohmios. Acerca de la electrificación del receptor pue- de bnsear en nuestra colección algunos de los esquemas que hemos publicado para este fin, pero hemos de advertirle que no es nada práctico, pues ha de costar más el collar que el galgo Necesita para esto bastantes elementos, que suelen ser caros. IiOs principales son los siguientes: TJn transformador de alimentación para 110 voltios, coa varios secundarios; una lámpara rectificadora; un rectificador cuprox, u otro análogo, para el encendido; dos o tres condensadores electrolíticos y varias inductancias para el filtro de corriente; bomaSr conexiones, interruptores, blindajes, etc. etc. Si se tratara de eorrie fte continua la cuestión sería- más sencilla, pues se podrían suprimir los IMineipales y más caros de los elementos antes reseñados. íta, antena y toma de tierra están bien para una recepción corriente. M, A. V. (Madrid) -Con una antena exterior de 15 a 20 jnetros mejorará, seguramente la rer cepeión. Hay dispositivos antiparásitos, especiales, para el ascensor, que consisten en condensadores que se ponen en derivación sobre la. salida del motor, para evitar las chispas de éste, pero hay que saber hacerlo, y elegir los condensadores según sea la clase de corriente y las características del motor. No es de extrañar lo que le sucede con el aparato de galena. Con esta clase de receptor es muy difícil sejiarar en Madrid ambas emisiones. E 3 posible que con un condensador intercalado en antena entre los puntos G- y F. consiguiera eliminar mejor una de las estaciones, pero, seguramente, con el esquema que tiene, no será fácil eli minarla del todo. El condensador variable puede ser de 0,5 1.000 y puede costar 15 ó 20 pesetas. Tiene condensadores varialjles de los llaimados de mica, hasta de tres o cuatro pesetas, que puede probar previamente, sin srastar más dinero. Speak