Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
m lío. e úñmeio cústi. ai m PlíOTEGIDO P O a BL CA. SmiM g B COBIJA. EJS jLi SOMBRA DBI. MONTO QAIiABOBRA EL nlElB 1.0 GRAN- ADINO DB U i i x i donde la audaz bravura de las detenga su paso ante los muros de esta, Alpujarras desmayia su grandeza en notable fortaleza para hacer sonar, en la el declive de unas estribaciones que soledad de ías amplias estancias señoriales, conducen por cañadas y barrancos la nieve el grave tañido de campana que avisa á líquida de sus cumbres hasta la dilatada los guardianes la presencia del visitante. extensión del Séned de Guadix, ¡está el Es, sin embargo, el castillo, digno de ser Marquesado, pintoresco mosaico de aldeas más conocido. que se adentran en la serranía y dé pueblos Construido en los años 1509 a 1512, sirproceres que comparten el señorío del llano. vió para contener el alud de los moriscos Paraje g ranadino de un fuerte carácter por que, sublevados en la Alptjjarra, encendiela solemnidad de su silencio y la severidad ron la rebelión en tierras del Marquesado. de una perspectiva que tiene su lejano ho La parte exterior es una pesada fortaleza, rizonte en la maravillosa confluencia de la de altas y macizas murallas que se enquistan nieve y el cielo. en las cuatro soberbias torres de los án Y es en la holgura de la tierra Uaná guios. En los adarves saeteras y barbadonde se alza, como una vacilante rebdtfia canas, y enfilando la gran puerta de la fade la altivez alpujarreña al amansarse en chada íprincipal, dos bocaís de bombarda 3 a tersura de la planicie, el cerro; cttya es- defiendesi la entrada- ál castillo. Cojno éste paciada y calva loma sirve de base a la no es roquero, carece de puente levadizo, soberbia planta del palacio castillo de La pero tiene rastrillo, cerrado con fuerte verCalahorra. Por él protegido, se cobija en ja. La puerta se mueve pesadamente sobre la sombra del monte él pueiblo granadino sus quiciales y cierra sus hojas con llave y ique la nomibre a lá fbélla construcdión enorme cerrojo. Desde sus elevadas torres iombarda. se domina toda la amplitud d e la llanura, Todo, pueblo y palacio, en la quietud oteándose la continua superación de nion- laxa de ese olvido que hace del castillo y tañas í) Ue jalonan el tasceriso a los picos morada de D. Rodrig- o de Mendoza y doña del Mulhacen y Veleta en Sierra Nevada. María de Fonseca, un rincón más de la EsPero con ser muy interesante la exterior paña isrnorada. mtiralla del castillo, apenas merecería la No es frecuente, por ello, que el viajero visita sin la riqueza y suntuosidad del mag- A