Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de la asombrosa forma de hacer publicidad a la germana ya nos parece un poco absurdo. Porque en este nuevo y próximo combate de Paulino hay tan sólo una más de la ambición legítima del vasco, que no se resignará a abandonar definitivamente los rififfs del mundo mientras existan empresarios y pug ilistas que un dia cualquiera piensen que Uzcudun puede ser un filón explotable. Después de la última victoria de Schmeling, contía un candidato que los nórtmmerícanos pensaron capa? de dar en tierra con todas las esperanzas del germano x cam peón del mundo, y cuando parecía inevitable la pelea de Max contra Camera, cómo eliminatpria final para disputar luejifo el título mundial a Max Baer, he aqtií q. U los promotores neoyorquinos entienden qué ese no es el camino que más conviene a su negocio. Y sin andarse con rodeos, ni pedir opinión a la celebérrima comisión oficial descubren lih nuevo aspirante a campeón, quje tn opim i suya reúne todos los méritos suficientes y ofrece grandes probabilidades de vencer a Baer, y es. por siipuestd, ciudadano norteamericano. iPara el ulemán, la victoria sobre Paulino no será la primera, y por tanto, es dudoso que pueda ctm ese veredicto influir lo más mínimo, en el ánimo de los empresarios estadounidenses. En cuanto al de Régil, que fué una gran figura mundial del boxeo, y que aun ahora, pasea su declinar tan honrosainénte que no ha nacido el pugilista capaz de ponerle iiorizontal sobre el cuadriláteto, ya decimos que será vencido por el germano. Si ese triunfo, como tantos otros, es una decisión, por fuñios, sea cual fuere la diferencia triunfaj, el vasco no habrá desmerecido ante nuestros ojos. Hace un año, Primo Carnersf, en memorable combate celebrado en el estadio tMussoHni, en (Roma, tampoco logró abatirle, aunque la jKiliza fué soberana. Tal ouede ser el nuevo combate del vasco; kujKiae no teniendo en frente al gigantesco italiano, la ventaja de Sdhmeling- no resulte tan dura, tan catastrófica f tra Paulino. Vencerá, pues, el germano aspirante a reconquistar un título universal al que en Amética no parecen muy decididos a deiarle opt a r y Úacudun con su derrota seguirá fiel su historia y a su teoría: no haber sido tonares. De la fln I cié la Copa, de Ing terra ea el famoso estadio de WemWey I rk, entre el Sbcffield Wednesday, y tí West Bromwldfi Albion. TJii Impresionante aspecto del terreno, vlstaf de pájaro, durante fi emo donante encuentro ane termina con la victoria de ia effieW por enatro goals a dos, niatcJ tradicional qne taé presidido por el príncipe Ac Oales y preseqciado por más de noventa mil especíadtóres. Foto Ontanón) á l í vk