Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GOERING EN VARSOVIA; FLANDIN EN LONDRES Por ANDRÉS REVESZ L os dos viajes coinciden y el primero iha sido, hasta cierto puíito, consecuencia del segundo. No quiere decir esto que sin la visita de Flandin y Lava a la capital inglesa, Hermann Goering no haya podido cazar algún día en los extensos bosques de Polonia, sino únicamente que, acaso el viaje de los estadistas franceses liaya determinado Ja fecha del de Goering a Varsovia. Por otra parte, también se puede objetar que el jefe del Gobierno prusiano se fué a Polonia al día siguiente de cumplirse el primer aniversario de la firma del acuerdo germano- polaco, que tan honda transformación ha producido en la constelación diplomática de Europa. La amistad entre Alemania y Polonia. Nos acostumbramos pronto a cualquier realidad, y hoy, al cabo de un año, la amistad entre Berlín y Varsovia nos parece ya una cosa natural. Olvidamos que hace un par de años, Alemania y Polonia se consideraban todavía como adversarios naturales, seculares, eternos. ¿Cómo iba a resignarse el Reich a la pérdida del pasillo de Dantzig que corta en dos su territorio, aislando la Prusia Oriental del resto del país? ¿Cómo iba a perdonar a Polonia la anexión de Posnania y de la Alta Silesia? ¿Cómo dejaría de inquietarse al ver la frontera polaca a sólo 170 kilómetros de su capital? 1 Pues bien: la voluntad de un solo hombre, de Adolfo HTtler, ha tranformado en unos días la preocupación, d temor, el odio, en confianza, en amistad, en cordialidad. Porque Jas relaciones entr- e Alemania y Polonia no sólo son correctas, sino inmejorables. Polonia es hoy la mejor amiga, casi podríamos decir, la única amiga del Reich. Claro está que se necesita ser dictador y disponer de todos los recursos del Poder, para colocar al pueblo alemán ante semejante fait accompli, aunque este sirva sus intereses. Porque a cambio de su amis- fM f aS. ELi VIAJE A LONDRES TB THAEKKMOS COSAS BONTTAit 1 B AX I. A. TA ME DOY POB SATI- SFECBA SI VOUVEla CON TODO JU Q U E UuBVASrTBIS. (De i Ami du Peitple, París)