Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L dinero, etei no tenia, inacabable recurso para novelistas, dramaturgos y poetas, que lo han explotado sin compaaíiftn con safia, dijérase que con espíritu de venganza muchas veces, acaso en justa compensación a los raalíjs ratos que no pocas veces les hizo pasar- -amargos- -con su manifiesto desvio, no iba a ser patrimonio exclusivo de la novela, del drama o del juguete cómico, y de loas o epigramas, y ha querido, en uso de un perfectísimo derecho, llegar hasta la pantalla y desde ella, cautivar, por no decir subyugar, a los espectadores. i e biUet de mílle es, pues, una i elícula- -digán osío pronto- -t en la que el dinero aquí per. sonificado por un billete do mii, lo es todo: princii) io, medio y fin. Ileaímente no sabemos ix r qué tema ta- n socorrido como eí del dinei- o, las tribulaciones de una moneda, no había- de intentar llegar hasta la pantalla. Y ya ha llegado. Ivés Mirande, con el conctirso de Rene Pujol, ha concebido, y ha escrito una apasionante liístoria, que da ocasiOn a múltiples episodios, todos ellos de un interés extraordinario; Jaí- ques Kowester y Parant, la han dirigido: Marc Didier, ha servido la escena y en el reparto, figuran los nombres de los ases. Consignemos algunos: Alcover, Aquístapaotí, Lucien Baroux, Léon Beliéres, Annand Bernard, Raymond Blot, Carette, Carpentier, Lyne Clevers, Raymond Cordy, Claude Dauphin, JEtenée Devilder, France Dhelia, DorviUe, Duvallés, Fierre Feuillére, Fierre Finaly, Jo Forsser, la pequeña Oenevois, Marcelle Géniat, Max Lerel, JIonna Dyes, Henri Marchand, Mauloj Georges Milton, Gastón Modot, Gaby Morlay, Peeiet, Pizani, Ríiudall, Constant llemy, Francoíse Rosay, Henry Roussell, Renfie Saint- Cyr, Rene Sarvil, Simonne Sicard, Signoret, Fierre Stephen, Odette Thalazac, Alice Tíssot, Tourreil. Marcel Vallée, Jean Worms... Se puede pedir más, para tener garantía de una excelentísima interpretación... ¿Si sólo por ver el trabajo de algunos de estos artistas, se llenan muchas veces las salas días y días... y aun semanas y meses? Pues en Le hillet de núlle para que el espectáculo sea más completo y variado, hay situaciones musicales y éstas están servidas por la orquesta del Casino de París, la oiijuest a rusa de Balalaikas Seríabine, el conjunto cubano Rico s Croóle Bard y el célebre jasís de Ray Veutui- a. Se comprende, y está más que justificado, el gran óxito de esta película cien ijor cien un gran film francés, de una concepción completanw; nte nueva, Der verloi- ene ¿oftK, anotadas y a las cjiracterísticas de Le billef de mille. es un buen íilm de Luis Trenker, que ha sido rodado en el rirol y en los Estados Unidos, y hablado en alemán e inglés. Contiene un fondo romántico, idílico, sus pasiones son humanas y sus escenarios pueden ser y son desde luego, cuadros de un valor documental muy estimable. Podemos afirmar que Der eí- ioí eJi- e sohn iLe fils prodigue) es una película de ambiente, que E por la belleza de sus imágenes, por la interpretación de sus actores y por el movimiento y l igIeo desarrollo del asunto, habrá de desfilar por las pantallas mundiales centenares de veces. O no hay justicia en el mundo. Y vamos con otro documental. Parece que los confeccionadores de películas, se van enterando de ía misión educativa que el progreso tiene reservada al einemat rafo. La ste. ur nmre, es una película. de ijropaganda religiosa vivida entre los zulües; ha sido rodada en Natal y está interpretado por indígenas. Para la mejor comprensión de los espectadores, este film está, precedido de una explicación escrita. Entre los negros, como entre los blancos al fin hombres el color de la piel no creemos que influya mucí o en las pasiones, éstas Kon eternamente las mismas, y el fanatismo y el amor les impulsa y precipita hacia simas insospechadas o ios eleva a cimati incalculables; y entre los hombres negros, como entre los hombres blancos, las intrigas, la maldad y la ignorancia llevan a extremos inconcebibles, ix r los caminos de una maldad refinada, hasta que el dedo de Dios, apiadado de sus pobres criaturas señala a las almas la ruta de la redención eterna. En esta película, cuyas vistas son excelentes tanto por su valor de documentos vividos, como por su tema, el público ve y comprende gran variedad de escenas demostrativas de las costumbres de un país extraño y los violentos instintos de una raza, para asistir, finalmente, al triunfo de la bondad y de la civilización. Comme tu me veiix, maravillosa creación de Greta Garbo, película realizada por Geoi ge Fitzmaurice de acuerdo con la obra teatral de Luigi Pirandello, y rodada por Melwyn Douglas, Eric von Stro- heini, Owen Moore, Hedda Hopper y Rafaela Ottiano, incomparable artista que ha animado uno de los personajes más n o t a b l e s de su carrera; Lliomme de iO ans, excelente comjedia dramática de Roy del Ruth, interpretada por Warrem William, Ginger Rogers y Mary Astor, en la que el diálogo está muy bien y las fotografías atin mejor que bien, con un ritmo que da la impresión de una solidez artística; con Vigile frontiere, otro film dramático, interesante y de innegable valor hecho por Paul Muni y Betti Davis, y La divoTcée jópense (en inglés The gay díEorcée) una de esas películas que no se cansa uno jamás tle ver, podemos cerrar esta semana nuestra información. Todas ellas están bien y han agradado a los espectadores; pero singularmente esta tiltima, ya que La dívorcée joyeuse, pertenece a la categoría de las aturdidoras comedias mtisicales que con una brillante distribución, contiene la buena fórmula cinematográfica- armonía, belleza, mtisica y movimiento- y constituye un espectác- ulo encantador... para pasar dos hoi- asi Salvador Moítamel.