Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r UNA GIRL DE HOLLYWOOD DICE... G O O han cambiado los tiempos desde la M época en que se consideraba el matrimonio como la única meta posible para la mujer! Ahora trabajan en los estudios de Hollywood, en calidad de fiígurantas o señoritas del conjunto, más de mil muchachas, la mayor de las cuales no cuenta todavía los veinte años. Algunas de estas coristas alientan la esperanza de que llegue el día en que algún director las saque del montón anónimo o de que algún actor célebre se enamore de ellas y las lleve al altar. Para muchas como yo. nuestro trabajo es considerado como otra ocupación cualquiera: escribir a máquina, cuidar enfermos en un hospital o atender una central telefónica; un medio de vida y nada más. Entre mis compañeras de contrato- n todos los estudios pasará lo mismo- hay dos o tres hijas de aristócratas y algunas muchachas de la buena sociedad; también tenemos allí a la pobre chica que para poder llegar a California tuvo que trabajar durante el camino. No faltan tampoco varias reinas de belleza ni estudiantes que al andonaron el hogar sin consentimiento de sus padres. Y eso que ía extra del cinema es una verdadera esclava de su deber. Nosotras hemos de lleg a r al t r a b a j o con puntualidad en las primeras horas del día, y para ello se nos obliga a marcar la. hora de entrada en un reloj. Así, la vida de sociedad- fiestas y reuniones- -no existe para nosotras. EARBAKA STAMWYCK, tlNA DE LA. S CTKICES MAS AUTKNTICAMEXTE BKI. T. AS DEL CIXBMA YANQUI. (FOTO WARXER BROS VITAPHONÜ)