Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
P ARA ser considerada hoy día como una mujer bonita- -sabia y elegantemente bonita, que esi lo que cuenta, no bonita a Ja buena de Dios- no basta con faoir a todas horas tma cara fresca, de facciones armoniosas y expresión grata, sino que es necesario poseer varios rostros d e recambio, con sus consiguientes exipresiones. No se puede llevar la misma cara con un mailloi que o m n a traje íe baile. N o se puede asis- tir a ana comida e a una Embajada con d misano rostro con que se acudirá a un dancing cualquiera. P o r eso las especialistas de belleza, al brindar a sus hennanas la habilidad de sus manos de artista, se comprometen a transformar fl w rostros femeninos cuantas veces al día sea necesario. Para cada traje un maquillaje distinto es el lema de madame Tal o madame Cual. Con el trajecillo recto y deportivo, un rostro tUt ISÓMERO 1 9 B U CIBREA FARA T I El. MAS CBOEL I E TODOS i o s